Compartir
Publicidad
Google busca colocarse en la cima de la gama alta con sus Pixel
Celulares y Smartphones

Google busca colocarse en la cima de la gama alta con sus Pixel

Publicidad
Publicidad

El día de ayer, Google finalmente decidió terminar con un legado de 6 años, todo para dar paso a sus nuevos teléfonos completamente creados por la empresa (pero ensamblados por HTC). Los Pixel y Pixel XL son la nueva dupla con la que los de Mountain View quieren conquistar el mercado.

Lo primero que llama la atención sobre estos equipos es el hecho de que de tener un diseño bastante familiar a otros equipos de gama alta, además de compartir un elevado precio, pero sin algún extra que pueda justificarlo. ¿Está Google a la altura con sus Pixel?.

Un equipo nuevo, con trucos viejos

Google Pixel Colores

Dentro del diseño encontramos un formato para nada innovador, con un marco inferior del que muchos se han quejado, y es que el Pixel XL es el equipo más grande de pantalla de 5.5 pulgadas. El Galaxy Note 7 tiene un centímetro menos, pero ofrece una diagonal mayor, y en general el tamaño más grande corresponde al phablet de LG.

La resolución de los Pixel es una decisión bastante sabia en cuestiones de batería.

En cuestión de materiales no vemos sorpresa, salvo la manera en que se ha dividido la parte posterior de los Pixel con el alumimio/cristal; otros equipos como los de Samsung incluyen una combinación similar, además de que el cuerpo de metal fue el estándar para este año en los demás equipos.

En la pantalla tampoco hay novedad, ya que los Pixel se adaptan al estándar del Full HD y QHD respectivo al tamaño, decisión bastante sabia sobre todo en cuestiones de batería, siendo ésta última un punto muy a favor del equipo mayor.

Mientras que el Pixel tiene una batería de 2,770 mAh, dejándolo como el penúltimo de los Android con menos, el Pixel XL trae consigo una batería de 3.450, siendo el segundo de mayor capacidad en esta gama, sólo superado por el Note 7.

Las posibles ventajas

Google Pixel Camara

La parte que puede sobresalir es el uso de un nuevo SoC, el Snapdragon 821, un chip que sobre papel rebasa al 820 en cuestión de velocidad, lo cual podría colocarlo como el Android más rápido del año, pero habrá que esperar a las pruebas definitivas para ello.

El Pixel no tiene una estabilización de hardware en la captura de imágenes.

Finalmente, un punto del que se habló mucho durante su presentación fue el de la cámara, siendo está la mejor calificada de todos los smartphone de acuerdo con DxO, pero en cuestiones de hardware, no lo es.

El Pixel no tiene una estabilización de hardware en la captura de imágenes, mientras que el Pixel XL tiene estabilización electrónica, no ópica, aunque claro, parece que ambos obtienen cierta ayuda del software. Además de esto, cabe decir que la abertura de f/2.0 no es la mejor del mercado, siendo aquí donde los equipos de Samsung destacan.

Con esto, los Pixel pueden llegar a encontrar un rincón por donde colarse en el mercado, pero eso no les asegura que vayan a disfrutar de un buen asiento como sucedía con los Nexus; si realmente Google aún no tiene algo extra por mostrar respecto a los Pixel, puede que su mejor apuesta sea resucitar los Nexus.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
iPhone 7 Plus, análisis

Ver más artículos