Compartir
Publicidad
Todos los caminos llevan al 5G... menos los de México
Telecomunicaciones

Todos los caminos llevan al 5G... menos los de México

Publicidad
Publicidad

Todo se trata de velocidad, la cual, inconscientemente, aumenta año con año en muchas de las actividades que realizamos día con día. Desde la velocidad e inmediatez con la que recibimos la información, hasta el último récord del coche más veloz. En todo esto la misión es clara: llegar antes, ya que con esto, existe, al menos en la teoría, la idea de que tendremos la oportunidad de tener más tiempo libre, algo que muchas veces no es así, pero bueno, esa es otra historia.

Esta semana se llevó a cabo el 5G/4G Summit de Qualcomm en Hong Kong, un evento que en años anteriores estuvo centrado en mostrar proyectos y desarrollos a clientes y operadores, y que desde el año pasado está abierto a la prensa para que podamos conocer de forma abierta qué es lo que viene en cuanto a innovación en redes de datos móviles. Este año el evento estuvo centrado en 5G, la próxima generación de conexiones de datos, la cual, según dicen, será el salto más importante en la historia respecto a velocidad de información, incluso un salto más grande e importante de lo que significó el salto del 3G al 4G.

Pero ¿cuál es el lugar de México en este futuro? Eso es lo que trataremos de ver y analizar.

Una revolución en conectividad

A grandes rasgos, el 5G se nos presenta como una revolución en conexiones móviles, un estándar que busca unificar, crear y gestionar un ecosistema de dispositivos conectados, donde no sólo intervienen los smartphones, ya que también estamos hablando del Internet de las Cosas (IoT) donde hay desde coches, infraestructura, electrodomésticos, y dispositivos de seguridad, hasta edificios, máquinas, señalización y mucho más, un mundo donde todo está conectado a gran velocidad para nuestro beneficio.

¿Suena increíble verdad? Incluso nos atreveríamos a decir que suena a ciencia ficción, y es normal que algunos tengamos cierta incredulidad ante este supuesto futuro, ya que intervienen muchos factores y variantes. Para poner un poco en contexto y tratar de aterrizar estas posibilidades, sólo necesitamos remontarnos a finales de 1990, donde dimos el salto del 2G al 3G, aquí empezamos a experimentar la posibilidad de entrar a internet desde nuestro celular, que en aquel aún no era smartphone, un salto importante de la velocidad que nos ofrecía el GPRS y que nos permitió dejar de usar las famosas páginas WAP y dar el salto finalmente a páginas WEB, todo desde nuestro celular, algo que en aquel entonces era increíble.

Img 5519

El 5G no es nuevo, lleva años en desarrollo y varias compañías, entre ellas Qualcomm, han estado trabajando en plataformas y sistemas que permitan explotar espectros para conectar dispositivos, así como transmitir y recibir información. Ahora finalmente después de estos años de investigación los primeros despliegues de 5G han empezado, esto con miras a tener las primeras redes comerciales hacia inicios de la siguiente década, lo que servirá para ajustar varios factores y mejorar sobre la marcha las posibilidades, ya que recordemos que se trata de una investigación y desarrollo permanente, el cual se busca mejorar con el paso de los años.

El 5G ofrecerá velocidades de hasta 20 Gbps, sí, ¡20 gigabits por segundo! Que comparado con 4G que en México tiene un promedio de hasta 20 Mbps, entonces estamos hablando de una barbaridad, pero nuevamente, estamos ante un supuesto y aún quedan algunos años por delante para que lo vivamos en carne propia.

Aquí Qualcomm ha sido el primero en alzar la mano y apostar por productos comerciales que aprovecharán este nuevo estándar. De aquí se destacan el Snapdragon X50, el primer módem 5G para smartphones, que permitirá tener soporte para las nuevas redes con velocidades de hasta 5 Gbps. Y por otro lado tenemos el primer dispositivo casero LTE Gigabit, que no es 5G pero sí una muestra de cómo evolucionará la conectividad incluso en los hogares.

La triste y tortuosa realidad del 5G en México

Ahora vayamos de lo general a lo particular. Este evento de Qualcomm se lleva a cabo en Hong Kong y no en México por una razón: los socios comerciales, tanto en Asia como en Estados Unidos y Europa, existen compañías y gobiernos interesados en invertir, impulsar la innovación y desarrollar estrategias que nutran todos estos proyectos. En 2018 la red 5G se estrenará en Corea y estará lista para los Juegos Olímpicos de Invierno, al mismo tiempo que son lanzados los primeros smartphones con módem Snapdragon X50 5G, un esfuerzo donde intervienen muchas partes y no sólo Qualcomm.

En México la historia es muy, muy distinta, ya que como sabemos aquí apenas estamos disfrutando de las redes 4G LTE, las cuales son categoría 4, mientras que por ejemplo el Snapdragon 820 ya tiene soporte a redes LTE categoría 12 y 13. Hay rumores de que en el país ya se está por implementar LTE categoría 6, pero hasta el momento nada es oficial, así que imagínense.

En una de las conferencias de 5G salió a colación el tema de los avances de este nuevo estándar en Latinoamérica, donde la respuesta fue clara y contundente: "hasta el momento no existe ninguna compañía que esté invirtiendo en desarrollos 5G dentro de la región".

"Hasta el momento no existe ninguna compañía que esté invirtiendo en desarrollos 5G dentro de la región"

Por otro lado, tuvimos oportunidad de charlar con Rafael Steinhauser, presidente de Qualcomm para América Latina, quien nos platicó un poco más del panorama de nuestra región para los despliegues de 5G, donde a pesar de mostrarse optimista acerca del futuro, la realidad es que son muchos los factores que intervienen en esto y México es actualmente uno de los más rezagados en la región.

Chile es el país número uno en innovación, su velocidad de conexión supera a la media de la región; Brasil es el único país que ofrece internet móvil gratuito a través de una iniciativa impulsada por el gobierno; Argentina ya trabaja en desarrollos de LTE categoría 6 y 9. ¿Y México?

Según Steinhauser, Qualcomm ya se ha reunido con los organismos reguladores de México para tratar los temas relacionados con la asignación de espectro, ya que el 5G será el primer estándar en operar sobre ondas milimétricas (mmWave) dentro del espectro de los 28GHz, algo que hasta el momento no está regulado en el país, vamos, ni siquiera se tiene contemplado. Aquí el gobierno de México ha mostrado interés en empezar a trabajar en este tema hacia finales de la década, algo que podríamos interpretar como una falta de interés, ya que como sabemos, el actual gobierno finaliza su gestión en 2018, lo que significa una ruptura de continuidad en caso de que se presente un cambio de gobierno, o bien, en caso de que siga el PRI podríamos estar hablando de una posible regulación en 2019 o 2020, siendo muy optimistas.

Img 5581

Esto nos pone en clara desventaja frente a lo que sucede en otros países, donde para esas fechas estarán desplegando las primeras redes 5G, mientras que los operadores más importantes del mundo estiman arrancar operaciones entre 2021 y 2025, con miras a tener una operación al 80% en 2030, es decir, operadores que llevan más de 5 años invirtiendo y desarrollando tecnología para este despliegue, así que no queremos imaginar cuándo veremos las primeras pruebas en México.

Una de las ventajas del 5G es que permite dar un salto más natural desde LTE, ya que mucha de la tecnología usada es escalaba para el nuevo estándar, y aquí Steinhauser nos asegura que en México hay compañías que están invirtiendo en LTE, sin embargo, incluso en LTE, estamos muy por detrás de lo que se presenta en el resto del mundo, incluso de lo que se presenta en Latinoamérica.

Uno de los jugadores más importantes y que podría cambiar este escenario en el país es AT&T, ya que el operador está trabajando de forma directa con Qualcomm en el desarrollo de tecnología 5G así como las pruebas en la red para diversos dispositivos como drones, protocolos V2V y V2X. Esto hace que el operador tenga experiencia y pueda invertir en despliegues en México, porque tanto la tecnología como el expertise ya los tiene.

Img 5452

El panorama del 5G en México es complicado, no podemos decir que es malo o bueno, ya que simplemente no hay panorama, no existe, no está en la agenda, y aquí el tema es el freno burocrático que limita la inversión en innovación, un freno que no sólo está presente en telecomunicaciones sino en varios segmentos, algo que restringe nuestro crecimiento como país y nos manda al fondo de lista de regiones donde existen apoyos para invertir en estos temas. Una pena.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
iPhone 7 Plus, análisis

Ver más artículos