Compartir
Publicidad

Lime no piensa pagar el permiso anual en CDMX por considerar que "faltó certeza en el proceso", pero quiere seguir operando

Lime no piensa pagar el permiso anual en CDMX por considerar que "faltó certeza en el proceso", pero quiere seguir operando
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tema de bicicletas y scooters sigue dando de qué hablar en Ciudad de México, Lime una empresa que no tienen ni un año en nuestro país anunció que no pagará la contraprestación que solicitó la Semovi para obtener su permiso anual. Además de no estar de acuerdo con la “nula claridad” sobre el futuro que tiene la micromovilidad en la ciudad.

Señalaron que desde que la Semovi emitió los lineamientos de la operación de los Sistemas de Transporte individual sustentable (SiTIS), hasta el resultado que se reveló el 11 de junio, la empresa externó de manera pública por más de 10 cartas, su inconformidad por la “falta de certeza jurídica y claridad en la regulación”.

Respecto a la subasta, Julia Ortiz, directora de relaciones con gobierno de Lime México comentó que el mecanismo que se utilizó no se encuentra sustentado en ninguna legislación, mientras la distribución de unidades por medio del algoritmo, tampoco fue validado ni aprobado por alguna instancia independiente.

Monopatines Lime

“Además, privilegia los beneficios económicos por encima de los beneficios de sustentabilidad y movilidad para los capitalinos, y genera distorsiones en el mercado pues gana quién pueda pagar más, no quien ofrezca el mejor servicio o los mejores patines eléctricos.”

Por otro lado la empresa señala que en ningún país donde tienen presencia, han conocido mecanismos para asignar patines como los de Ciudad de México, además de reiterar que los montos señalados reflejan una inconsistencia en los principios de legalidad y equidad, previstos en el artículo 31 de la Constitución.

Para finalizar, mencionaron que en inicios de 2019 se contaban con 11,000 unidades desplegadas en toda la ciudad, atendiendo más de 20,000 viajes al día, mientras actualmente añaden que ya se perdió cerca del 63% de operatividad de todas las empresas, por las medidas realizadas por la Semovi.

Los problemas siguen creciendo

La semana pasada Mobike fue notificado que no contará con el permiso anual para operar en Ciudad de México, al no cumplir con el pago a la contraprestación ofrecida para operar en 2020. Lo curioso es que fue la misma empresa la que ofreció una suma millonaria para tener el permiso de operar el 50% del parque de bicis compartidas.

Por otro lado Movo, no presentó la documentación para los permisos anuales y algunas semanas después Easy, su empresa hermana, logró detener los permisos por medio de un amparo, dando un poco de respiro a la situación.

Al final la situación sigue estando confusa y se espera que en el transcurso del mes se pueda llegar a un nuevo acuerdo, lo que podría iniciar un nuevo proceso.

Imagen | México

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio