Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Controlar cerebros a través de internet? La Universidad de Washington cree que es posible

¿Controlar cerebros a través de internet? La Universidad de Washington cree que es posible
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington descubrieron en un estudio hace un año, que es posible establecer una interfaz cerebro a cerebro en la vida real, sí, aunque suene a ciencia ficción.

Ahora regresan después de hacer un experimento más profundo, probando que su éxito inicial no fue una falla. En esta ocasión, el equipo hizo pruebas utilizando no solo un par, sino seis personas formadas en tres pares, un emisor y un receptor.

De la misma forma que en el experimento anterior, los transmisores son conectados a una máquina de Electroencefalografía (EEG) que puede leer las ondas cerebrales, mientras está sentado frente a un juego de ordenador. Necesitan defender una ciudad en el juego disparando cañones, pero no pueden interactuar directamente con él, solo transmitir pensamientos a través de internet a sus compañeros sentados en otro sitio del campus.

Los receptores utilizan una gorra de natación con una bobina que está sobre sus cabezas donde el cerebro controla los movimientos de la mano, no pueden ver el juego, pero sus dedos están colocados sobre un touchpad que controla los cañones. Los investigadores encontraron que los receptores actúan una fracción de segundo después de que los transmisores envían la señal, aunque la precisión de los equipos varió entre el 25 y el 83%.

Aparentemente cuando los receptores fallaron al manejar los cañones, era culpa del transmisor por no ejecutar el pensamiento más adecuado que disparara la respuesta de sus compañeros.

Dicho esto, te comento que el equipo ha asegurado un millón de dólares en fondos de inversión para llevar a cabo experimentos más minuciosos, que involucren la transmisión de pensamientos e ideas más complicados entre dos personas. También están buscando una manera de que las parejas del estudio influyan en el estado de alerta de la otra persona (algo que sería muy útil para dos copilotos), y también de transferir conocimiento directamente de un cerebro a otro. Al respecto Chantel Prat,una de las investigadoras comentó:

Imagina alguien que es un científico brillante pero no un maestro brillante. El conocimiento complejo es difícil de explicar - estamos limitados por el lenguaje

Sin duda la ciencia avanza a pasos agigantados, y no podemos descartar que en un futuro tengamos telepatía vía internet. Mientras tanto, disfrutemos de la privacidad de nuestros pensamientos mientras podemos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos