Compartir
Publicidad
Publicidad

Apple y yo estábamos mal y Taylor Swift nos lo hizo saber

Apple y yo estábamos mal y Taylor Swift nos lo hizo saber
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los servicios de música en streaming se han vuelto un "big deal" a lo largo de los últimos años, al hablar de tecnología sin duda es de carácter obligatorio hacer mención de Spotify, Rdio o ahora Apple Music.

Hace un tiempo, la cantante Taylor Swift estaba literalmente en un "trouble" con Spotify y la forma en que este le pagaba sus royalties —regalías—, al principio solamente no quiso lanzar su último disco —1989— en la plataforma, pero después de unos días decidió eliminar todo el catálogo por completo.

Spotify Logo Mat Pras 660x4401

Entonces, Spotify le respondió lanzando las cifras que ha pagado a los artistas mencionando que la artista recibía 6 millones de dólares al año por parte de la compañía de música en streaming, ahí es donde muchos y principalmente yo pensé "¿Taylor se fue porque quería más dinero? Si es la cantante joven más rica del mundo —enserio, una fortuna de 200 millones— ¿Qué onda? y no se puede decir que comencé a odiarla pero sí generé un poco de "no respeto" hacia ella y les contaba a todos lo avariciosa que era.

Apple Music

Después, Apple lanza Apple Music y Taylor entraba de nuevo al frente de batalla, y BuzzFeed hacía público que su álbum "1989" no estaría en Apple Music, sin ninguna declaración de el porqué pero se sabía que era referente al pago a los artistas. La reacción de muchos incluyendo la mía fue de "Esta avariciosa, enserio no le importan sus fans, si ya tiene tanto dinero porqué lo hace".

Pronto, Taylor Swift lanzó una carta abierta hacia Apple con el título "To Apple, Love Taylor" —Para Apple, con amor, Taylor— en donde explicaba claramente el porqué su álbum no iba a estar disponible en Apple Music y el cómo Apple estaba mal respecto a su periodo de prueba de tres meses.

Y ahí fue donde Taylor Swift nos hizo saber a mi, a Apple y a muchos que pensaban como yo que todo este lio era básicamente porque estaba defendiendo los derechos de todos los artistas, en especial de los independientes. El problema era que Apple, durante los tres meses de prueba que dará a cualquier usuario, no le pagaría a los artistas si alguno de nosotros llegara a escuchar sus canciones y sí, eso está muy mal.

"...Esto es sobre los nuevos artistas o bandas que justo han lanzado su primer sencillo y no serán pagados por su éxito"

Porque se trata de algo de lo que muchos de nosotros no tomamos importancia, escuchamos música y ya, porque básicamente es nuestra parte en toda la cadena, pero por ejemplo, si logramos ver de cerca el cómo un cantante o banda batalla contra la industria para salir adelante, se entiende perfectamente.

"Nosotros no pedimos iPhones gratis. Por favor, no nos pidan que les demos nuestra música sin compensación. Taylor Swift."

El mismo día en que Taylor le compartió la carta a sus 59.2 millones de seguidores, Eddy Cue, el encargado de Apple Music lanzó tres tuits arreglando el problema.

Con eso, Taylor Swift había hecho lo que muchos creían imposible, hacer que Apple, una de las compañías más poderosas del mundo, hiciera cambios en sus políticas de pagos, por su puesto, todo el mundo estaba eufórico al igual que ella...

Parece ser que Taylor sirvió como líder para una revolución que de un momento u otro iba a suceder con o sin ella, pero recordemos que servicios como Spotify, Rdio o la mayoría cuentan con servicios de prueba pero por el lado de Spotify que es una de las referencias, según Techcrunch ellos sí pagan a los artistas aún en periodo de prueba.

Sin duda creo que este tipo de servicio debe de estar mucho más regulado conforme a que los artistas tengan sus derechos, no estoy hablando de que hagan un sindicato, pero que sí se establezca que el servicio de música en streaming no existiría sin los artistas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos