Compartir
Publicidad
Probamos Lenovo Explorer: las primeras gafas de realidad mixta llegan a México y ya nos sentimos en el futuro
Multimedia

Probamos Lenovo Explorer: las primeras gafas de realidad mixta llegan a México y ya nos sentimos en el futuro

Publicidad
Publicidad

Poco a poco, la realidad virtual y la realidad aumentada ganan terreno en el mercado de gadgets, y hacen apariciones con propuestas interesantes que auguran prosperidad a la categoría.

Una de ellas está en Lenovo Explorer, un headset del que ya les hemos hablado con anterioridad, puesto que comenzó a venderse en México en el pasado mes de noviembre. Pero ahora, hemos acudido a un evento de Lenovo en el que hemos podido probar las gafas de primera mano, y tras hacerlo, estamos listos para darles nuestras primeras impresiones.

Realidad virtual para Windows

Comencemos hablando de las generalidades de Lenovo Explorer. Para quien no lo recuerde, estamos hablando de las primeras gafas de realidad mixta que llegan a México. Su uso no solo está enfocado en gaming, sino también en ofrecer una experiencia integral de la mano de Windows. Esto quiere decir que con Lenovo Explorer, el usuario puede navegar entre las apps de su computadora, utilizar Office, y muchas otras aplicaciones nativas y no nativas de Windows.

Para hacerlo, las gafas se componen de dos pantallas LCD de 2.89 pulgadas, a un resolución de 2880 x 1440 píxeles. Su peso es mínimo: apenas alcanza los 380 gramos y su uso se combina con dos controles de mano que permiten el libre movimiento una vez colocadas las gafas, aunque también puede utilizarse el mando de Xbox One.

Dsc 0158

Las gafas cuentan con entrada jack de 3.5 mm. una velocidad de actualización de 90 Hz y se recomienda usarlas con equipos que tengan al menos Windows 10 Creators Update.

Sorprende la facilidad para colocar y desmontar las gafas. El aro que rodea la cabeza cuenta con un tope en la frente y unas almohadillas en la parte trasera. La sujeción es fácilmente manipulable a través de una perilla que está en el mismo aro, en la parte trasera, pero al exterior.

Una vez ajustado con la presión necesaria para que no se deslice, estamos listos para navegar.

Mi casa, tu casa

Dsc 0166

Al colocarnos las Lenovo Explorer, nos encontramos dentro de una casa, que la hace de home (veo lo que hiciste ahí, Lenovo) en esta interfaz. Ahí, uno puede desplazarse por los cuartos y pasillos, en donde en las paredes están las aplicaciones que uno haya fijado. Así, podemos ordenar Skype en una habitación, algún videojuego en otro, etc. Pero nuestra casa no solo será personalizable, en cuanto a las apps que anclemos en los cuartos, sino que también tendremos la posibilidad de seleccionar artículos para decorarla.

Ojo aquí que en el headset solo podremos acceder a las apps que tengan compatibilidad con Lenovo Explorer. Otro breve apunte: para desplazarnos no es necesario avanzar físicamente. El movimiento en nuestra casa virtual se hace a través del joystick, tal y como en algunos videojuegos o el StreetView de Maps.

El headset es muy ligero (pesa 380 gramos) y de buen material, aunque en definitiva no me animaría a dejarlo caer para comprobar su durabilidad. Si se le ajusta adecuadamente, no hace demasiada presión en el cráneo. Su principal problema, común entre gafas de realidad virtual, está en la esponja que rodea a los ojos. Se trata de un material que poco ayuda a disipar calor, por lo que a los pocos minutos de llevarle, el calor acumulado es tal que la pantalla comienza a empañarse, afectando inmediatamente la nitidez, y por tanto, la calidad de la visualización.

Dsc 0173

Se trata de un problema para nada exclusivo de las Lenovo Explorer, pero destacable cuando el uso que se le quiere dar a las gafas es como centro multimedia, para lo que el usuario necesita colocarse las gafas por el espacio que dure, por ejemplo, una película.

Los cables son todo un tema. Para funcionar utiliza un cable USB 3.0 y un HDMI, el primero para alimentación eléctrica, y el segundo para transmitir los gráficos. Los cables llegan al costado derecho de las gafas, y se colocan muy cerca al ojo derecho, por lo que pueden resultar ligeramente estorbosos al momento de moverse, sobre todo, cuando de videojuegos en realidad virtual se trata.

El constante golpeteo con el cable (con longitud de 4 metros) en el costado derecho puede disminuir la experiencia de juego, o al menos, ser un frecuente recordatorio de que uno no está huyendo de zombis, sino parado en la sala de su casa con un aparato en la frente.

Dsc 0169

El espacio que hay entre los ojos y las pantallas es de aproximadamente tres centímetros, por lo que puede que no sea la mejor idea utilizar el headset con lentes puestos. Eso sí, Lenovo nos confirma que no hay ningún inconveniente en utilizar Lenovo Explorer con lentes de contacto.

Los controles

Los brillantes controles son un espectáculo para los ojos, sobre todo en entornos oscuros. Un primer vistazo les hace parecer como dispositivos salidos de Ready Player One o de Tron, aunque quizás nos resulten familiares por su diseño algo similar a sus equivalentes de Vive, el headset de HTC.

Los controles se acoplan de manera natural a la mano, aunque puede que tengan demasiados botones, particularmente útiles cuando de gaming se trata, pero un tanto superfluos para la navegación normal en el home y la mayoría de las aplicaciones.

Un control cuenta con tres botones, un gatillo, un pad y el joystick. Si se tiene dos controles todo lo multiplicamos por dos y tenemos un festín de opciones para los dedos.

Dsc 0161
Dsc 0162
Dsc 0163
Dsc 0164

Los controles funcionan con dos pilas AA cada uno, y se conectan vía bluetooth a la PC.

El principal reto que tuve con los controles, fue apuntar con precisión. Y es que para mover aplicaciones, y seleccionar bordes, se requiere cierta destreza para apuntar correctamente. No es que se trate necesariamente de un problema de los controles, pues esto hace evidente el buen tracking que estos tienen toda vez que hasta el mínimo movimiento de la mano se hacía sentir en el área de selección, sino más bien de la interfaz, en donde algunos menús son tremendamente pequeños, lo que dificulta selecionarles.

Lo más destacable

Dsc 0144

Todo indica que el mejor aprovechamiento de las gafas está en aquellas aplicaciones que requieren posicionar al usuario en un mundo 3D, tales como 3D Paint y videojuegos con realidad virtual. En el resto de apps, como las que atañen a Office, la mejor característica está en la posibilidad de ampliar las ventanas cuanto lo queramos, de manera que podríamos tener en realidad virtual, una mega pantalla frente a nosotros, con una hoja de word, o una presentación de Power Point, para interactuar.

Algo así como una pantalla táctil de 100 pulgadas.

Esta función es particularmente útil para visualizar películas, pues uno puede dimensionar la pantalla hasta el tamaño de una proyección de cine, donde el usuario es el único en la sala de proyección. Sin embargo, como hemos dicho, estas posibilidades se ven opacadas por la falta de nitidez por la conservación de calor.

Vale la pena mencionar que Lenovo asegura que más de 20 mil aplicaciones ya son compatibles, pero, como vemos, el acoplamiento de una app con las funciones extra que da la realidad mixta para una mejor experiencia de usuario puede variar mucho de aplicación a aplicación.

Por el momento, no veo ventajas sustanciales para el usuario promedio que no acostumbra jugar en PC, en cambiar la forma en que interactúa con Windows, de la comodidad de una pantalla, a la poca practicidad de contar con gafas y cuando menos un control para navegar en las aplicaciones. Quizás el mejor aprovechamiento puede estar en utilizarle como un centro de entretenimiento, pero con los matices que ya hemos comentado.

De una u otra forma, la apuesta no deja de ser interesante, pues se trata de una tecnología pionera. Quién sabe, quizás solo soy víctima del periodo de transición y en algunos años habrá quien pase dos horas y media con gafas de realidad virtual conectadas a su PC viendo una película.

Dsc 0180

Mientras eso ocurre (o no), Lenovo Explorer puede conseguirse a un pecio de 8,499 pesos en México, aunque se trata de una versión que no incluye controles.

Más información | Lenovo Explorer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos