Amnistía Internacional está preocupada porque Elon Musk instaure libertad de expresión total y no castigue el discurso violento en Twitter

Amnistía Internacional está preocupada porque Elon Musk instaure libertad de expresión total y no castigue el discurso violento en Twitter
5 comentarios

El derecho de libertad de expresión no es absoluto, así que Amnistía Internacional y Human Rights Watch han dicho a Reuters que están preocupados por el enfoque que Elon Musk ha prometido que permearía en Twitter si llegara a comprarlo.

De Human Rights Watch, la especialista Deborah Brown le dijo al medio que no importa quién esté a cargo de Twitter, la plataforma tiene responsabilidades en cuanto a garantizar derechos de sus usuarios, de manera que cambios drásticos podrían tener "impactos devastadores", incluyendo la violencia. "La libertad de expresión no es un derecho absoluto, por lo que Twitter necesita invertir en esfuerzos para mantener a sus usuarios más vulnerables seguros en la plataforma", dijo.

Mientras tanto, el director de tecnología y derechos humanos de Amnistía Internacional, Michael Kleinman, dijo que "lo último que necesitamos es un Twitter que se hace de la vista gorda en cuanto a violencia y discursos de odio contra usuarios", y puso como ejemplos mensajes contra mujeres, personas no binarias y otros grupos históricamente discriminados o marginalizados.

Una queja constante

El tema de la libertad de expresión en redes es espinoso. Ha sido la crítica constante de Musk ante políticas de Twitter como disminuir el alcance de los tuits de medios rusos tras la invasión a Ucrania. También ha sido la crítica del ex-presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego de que sus mensajes en torno a los eventos del Capitolio fueran dados de baja en la plataforma por ser catalogados como "incitadores al odio". El suceso llevó a que, eventualmente, Trump construyera su propia red social "pro libertad de expresión", como le ha llamado.

Incluso en México el propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha criticado abiertamente cómo las políticas de redes sociales clasifican y eliminan contenido sin regulación de por medio. El presidente también propuso, en enero de 2021, crear una red social mexicana para "evitar la censura" de gigantes como Twitter y Facebook. La idea de la red social no prosperó, pero un mes después sí hubo discusiones sobre una potencial regulación de redes sociales que tenía como propósito "garantizar la libertad de expresión".

Por ahora es pronto para saber qué hará Musk en relación a a la libertad de expresión en Twitter y qué formas adoptará la promesa, pero es claro que los primeros anuncios sobre nuevas funciones no tardarán mucho en llegar.

Temas
Inicio