Compartir
Publicidad

¿Pueden los smartwatches ser un gadget de seguridad para los niños?

¿Pueden los smartwatches ser un gadget de seguridad para los niños?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una preocupación constante de los padres es la seguridad de sus hijos. Velar por su bienestar emocional es importante, pero también procurar su integridad física. Y aunque se les coloque en entorno amigables y seguros, hay quienes desean tener un enlace directo con los más pequeños de casa todo el tiempo.

La tendencia de mercado indica que los smartwatches para niños comenzarán a aumentar sus ventas en más de un 15%, entre el 2017 y el 2021, y que para entonces serán un dispositivo de uso cotidiano.

Más allá de los smartphones, los smartwatches puede ser un método más eficiente para que los niños tengan a la mano -literalmente- un dispositivo que les permita comunicarse con sus padres de manera directa y sencilla.

Los smartwatches para adultos han ido integrando más funciones, pero un niño no requerirá de lo mismo; además de que necesitaría de un diseño e interfaz mucho más amigable y fácil de usar. Un ejemplo de esto es el Anda Watch, que permite al pequeño portar un dispositivo adecuado para él y aprovecharlo sin complicaciones.

Ahora, ¿qué características debería tener un smartwatch para que ser un aparato que permita tener una línea directa con lo pequeños, pero que además les sea fácil de usar?

Asistente en cuestiones de seguridad

Ba Telcel Anda Watch 1

Una de las capacidades básicas de un smartwatch debe ser la de permanecer conectado a una red móvil, como GigaRed de Telcel, que a través de ella se puedan realizar llamadas, o enviar mensajes, audios o cualquier otro tipo de información de manera rápida (incluso emoticones y dibujos).

Obviamente, para que el niño no tenga inconveniente alguno en el uso del dispositivo, éste debe ofrecer una interfaz simple. Puede basarse en códigos de color, formas e, incluso, gestos. De manera que los pequeños puedan identificar qué información les está ofreciendo el smartwatch y, al mismo tiempo, le puedan dar instrucciones, o hacer que con un simple movimiento de dedo envíe una alerta.

Es cierto que se busca que el niño entre en contacto con sus padres en caso de algún inconveniente; sin embargo, que tenga un GPS puede hacer más sencilla la tarea de localizar al pequeño. Y bueno, dependiendo de las plataformas que usen, los relojes inteligentes pueden crear un historial de movimiento que permita a los padres saber dónde ha estado su hijo a lo largo del día.

Una de las funciones extendidas de geolocalización que puede ofrecer un smartwatch para niños es que se podrían crearse zonas de seguridad. De manera que se pueden establecer límite geográficos donde los pequeños deben estar y, en caso de salir de dicha frontera, detonar una alarma.

Es claro que para que esto funciones el smartwatch debe mantenerse en la muñeca del pequeño, así que integrar un sensor de presencia que indique si el dispositivo está colocado o no es importante. Cosa que quienes desarrollaron el Anda Watch han tomado en cuenta.

Medio de comunicación y contacto

Es difícil considerar que los más pequeños del hogar pudieran contar con un smartphone propio que funcione como medio de contacto. De manera que los smartwatches que integran características de conectividad para hacer llamadas o enviar mensajes son una opción para permanecer en contacto constante con los infantes o que éstos sean quienes los busquen en caso de necesitarlos.

De manera que llamadas o envío/recepción de mensajes es una de las características que hay que valorar. Ahora, aprender a usarlo y determinar el las acciones que se activarán con cada movimiento puede hacer que padres e hijo pasen tiempo de calidad juntos mientras definen los códigos de color o los símbolos que usarán y los contactos que tendrán disponibles y autorizados.

El control parental debe ser uno de los puntos que permitan a los padres tener el mando de lo que hace el smartwatch que portan sus pequeños.

Configurables más allá de la seguridad

Obviamente, los padres deben tener la facultad de configurar el smartwatch en su totalidad, con la seguridad de que dichas estipulaciones no serán alteradas por nadie.

Por ejemplo, el Anda Watch, además tiene la capacidad de integrar horarios de estudio y clases que impida que el niño juegue con el smartwatch en los momentos que requiere poner atención en las aulas. Solo una emergencia podría hacer que el dispositivo entrara en modo de alerta.

De manera que, un smartwatch puede ser un gadget de seguridad para los más pequeños en la medida que los padres establezcan configuraciones y patrones de uso adecuados para su hijo. Pues como vía de comunicación o método de localización a través de redes móviles como GigaRed de Telcel, cuenta con las mismas capacidades de conectividad que un dispositivo para un adulto.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio