Compartir
Publicidad

El Internet de las Cosas también llega al ciclismo ¿Hasta donde podemos medir la información de una competencia?

El Internet de las Cosas también llega al ciclismo ¿Hasta donde podemos medir la información de una competencia?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las tendencias en todo el mundo es aprovechar los avances tecnológicos para intentar conectar todos los dispositivos existentes y obtener información de ellos con la finalidad de procesarla para beneficio del usuario.

Actualmente se desarrolla el Tour de France 2016 y con este motivo tuvimos oportunidad de platicar con la gente de Dimension Data México para conocer cómo han implementado su tecnología para apoyar al evento ciclista, y discutir los beneficios y contras de hacer “inteligente al deporte”.

Incluso es posible medir la velocidad del viento y el ritmo cardiaco de los participantes durante la competencia

Para el desarrollo de esta carrera se han integrado sensores telemétricos que permiten en tiempo real transmitir a todos los espectadores, entrenadores y organizadores del evento información que es generada por las bicicletas, las playeras y a nivel general de toda la competencia para que sea interpretada por ellos.

Así los 198 ciclistas que forman los 22 equipos del evento generan 42,000 puntos geoespaciales y 75 millones de lecturas GPS que permiten entregar reportes instantáneos. Entre los que podemos destacar es que la velocidad promedio a la que se han movido los participantes es de 38.55 km/h.

Mientras que el tiempo más largo que ha pasado un participante en una bicicleta ha sido de cinco horas 59 minutos y 54 segundos. Durante los accidentes más significativos se logró clasificar que en el más fuerte ocurrido se vieron involucrados 9 corredores y la velocidad a la que se movían (en promedio) fue de 62 km/h.

La información es enviada de la bicicleta a un centro de datos móvil que sigue a los competidores y de ahí enviado vía satélite para ser consumida por los espectadores a través de diversas plataformas

Mientras que la integración de camisas inteligentes también permite a los entrenadores conocer el estado de salud de sus corredores, algo que antes no era posible, lo que brinda la oportunidad de organizar los equipos en cada nueva etapa que se desarrolla del Tour de France.

Los errores forman parte de la pasión por el deporte

Tour France

No es la primera vez que vemos como se integra la vida diaria con el Internet de las Cosas, de hecho este avance se considera que será común en los próximos años, hablando que para el año 2020 habrá millones de dispositivos conectados a Internet.

La finalidad del deporte inteligente es cuidar a los competidores para evitar algún daño en su salud y también entregar resultados más exactos de una competencia.

Aunque de manera gradual se ha logrado aprovechar el volumen de información que serán capaz de generar estos dispositivos. Ha sido el sector salud el más beneficiado en este aspecto. Ya que los datos en tiempo real junto con un análisis de toda la información almacenada pueden entregar un diagnostico más exacto frente algún padecimiento, e incluso prevenirlo.

Así hemos encontrado la construcción de dispositivos inteligentes en diversas áreas pero ha sido el deporte uno de los que más se empieza a beneficiarse de este avance tecnológico, como la integración de las camisas inteligentes que incluso en el Maratón de la Ciudad de México han sido utilizadas.

Por otro lado, la pasión que puede despertar una justa deportiva podría verse afectada, ya que medir de manera constante todos los aspectos de la misma podría significar que desaparecerían la mayoría de los errores o aciertos que a veces le dan “sabor” a la competencia.

Claro para los deportistas de alto rendimiento, es importante conocer su estado de salud, y más en una competencia para saber si el esfuerzo que realizan no los pondrá en riesgo. Pero la automatización de estas tareas y la constante supervisión de todos los aspectos (Fuera de los que conciernen al individuo) pueden significar la perdida de la emoción por el deporte.

¿Internet de las cosas puede quitarle el sabor al deporte?

Por lo que en el futuro deberemos cuestionarnos si la integración de sensores y dispositivos que midan y almacenen la información de todo lo que ocurre durante una competencia podría quitarle la magia al deporte. O solo vendrán a hacer más justa una competencia. Una duda que podría estar presente hasta que no se integre definitivamente el Internet de las cosas a nuestra vida diaria.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos