Compartir
Publicidad
Pokémon Go, ¿realmente merece la fama que ha ganado?
Aplicaciones para Smartphones

Pokémon Go, ¿realmente merece la fama que ha ganado?

Publicidad
Publicidad

Han pasado 10 días desde que se lanzara oficialmente uno de los juegos para móvil más esperados, no sólo porque lleva el nombre de Nintendo como estandarte, sino también porque se trata de una saga que ha perdurado por muchos años y sigue encantando tanto a chicos como grandes.

El traer a la vida (virtual) a estas criaturas ha sido el sueño cumplido de muchos, donde la nostalgia juega un papel importante para la mayoría de los jugadores, sin embargo, su popularidad se ha disparado hasta niveles inimaginables, incluso de hartazgo para algunos, por lo que si han jugado o no, surge la pregunta: ¿realmente lo vale?.

Un juego sencillo, pero complicado

A primera vista, el juego es muy sencillo: todo se basa en caminar y capturar pokémon, y el capturarlos no tiene gran complejidad, basta con arrojar la pokébola de manera correcta y tendremos al pokémon. A veces sucede que se salga o se escape, pero el atractivo es poco al compararlo con las batallas de otros juegos de la saga; lo que más resalta es la realidad aumentada, que a momentos puede ser entretenido, pero no siempre.

Pokemon Go Pantallas

Lo complicado llega con los gimnasios, espacios a los que no se pueden acceder hasta no llegar al nivel 5, que no es difícil, pero sí consume tiempo. Dentro de estos, se puede luchar con quien esté defendiendo y liderando el gimnasio, sin embargo, las batallas son muy simples: tocar para atacar y deslizar para esquivar.

La dificultad en esta instancia se encuentra en reforzar los gimnasios con otros miembros del mismo equipo y pokémon de diferente tipo para dificultar más que otro los tome, por lo que sí hay un grado de estrategia que le añade otra dimensión al juego, pero no a todos les interesa esta parte.

En los extra, encontramos objetos que ayudan para la captura de las criaturas, los cuales se obtienen subiendo de nivel o comprándolos dentro del juego, por lo que sí, en teoría, puede llegar a ser un poco pagar para ganar.

Con ello, tenemos un juego promedio, más aún si se compara con todo el mundo creado alrededor del juego hermano, Ingress, por lo que pareciera que Pokémon Go no merece tanta fama, pero eso sólo es la superficie.

La punta del iceberg

Cuando uno comienza a jugar, empiezan a aparecer otros factores, principalmente el de la nostalgia: muchos de los jugadores crecieron con la primera generación de esta serie, y otros tantos han estado en contacto con la saga hasta el día de hoy, por lo que salir a la calle y capturar un Pikachu, evolucionar a un Charmander a Charizard o encontrar un Aerodactyl en un huevo, son pequeñas alegrías que alimentan al niño interior de muchos.

Pokemon Go Lider Gimnasio

Otro atractivo es, que al alcanzar el nivel 5 y tener que elegir un equipo, el sentido de competencia puede crecer a grandes niveles, al punto de estar horas compitiendo con otro equipo por dominar el gimnasio más popular de la zona, y terminar con un gran odio (sano) hacia los equipos rivales.

Es aquí cuando el salir a la calle se convierte en un factor importante y obliga a muchos a dejar la comodidad de su casa, logrando que realicen una actividad física y además conozcan más sobre su ciudad y los puntos importantes de esta.

Ponyta Salamanca

Una vez pasa lo anterior, es cuando se puede encontrar a otros jugadores (rivales o no) y empezar a formar una comunidad, (claro, dependiendo de qué tan amigables sean los otros si no son del mismo equipo), así, no sólo se consiguen pokémon, sino también amistades y contactos.

Con ello, es cuando el juego obtiene un mayor nivel, y pasa a ser de un juego más el montón a una gran excepción. De esta manera, uno comienza a entender el "trauma" de miles, que incluso en su momento llegaron a tachar de "raros" a los que se sabían el nombre de todos los pokémon durante su infancia.

En conjunto, puede que Pokémon Go no sea un juego increíble, pero sí es genial, y puede no estar al nivel de Ingress, pero ha logrado grandes cosas en poco tiempo, por lo que la fiebre aún durará otro rato, sobre todo tomando en cuenta que no ha llegado a México de manera oficial.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos