Compartir
Publicidad
Publicidad

El futuro del audio en nuestros Smartphones y Tablets: TFA9895

El futuro del audio en nuestros Smartphones y Tablets: TFA9895
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los aspectos en los que pocos se fijan hasta que llega el momento es el sonido: hay gente a la que no le basta con que el altavoz tenga volumen suficiente o se escuche bien a secas, sino que quiere usar su Android como su reproductor de música y vídeos favorito, y busca tener la mejor calidad posible.

Por suerte los fabricantes de los chips de audio siguen mejorando sus productos para que los nuevos dispositivos se escuchen no sólo más alto, sino con más calidad y evitando a toda costa la distorsión de lo que sea que escuchemos en el momento.

Ejemplos como el HTC One, colocando altavoces estéreo en la parte frontal del dispositivo, demuestran que cada vez se cuida más el detalle del sonido en un dispositivo, pero donde radica el verdadero potencial en este sentido es en el chip de audio, factor en el que cada vez vamos avanzando más y nos sorprenden con novedades como la que os traemos en este artículo.

audio-samsung

La cuestión es que los altavoces de los dispositivos del futuro se escucharán con el chip que podéis ver en las imágenes (aunque montado en una placa de pruebas para que podamos escuchar como suena): con el nombre en clave TFA9895, es la segunda generación del chip que montan dispositivos como el Motorola Moto X o el Droid Ultra y que son capaces de igualar en volumen y calidad al sistema que monta HTC en el One con sus altavoces estéreo.

Se espera que veamos ya montado en dispositivos este chip de audio a partir del siguiente Mobile World Congress (el de 2014), pero Engadget ha podido adelantarse y probar (además de aprovechar y enseñárnoslo) como suena de verdad este dispositivo, escuchando las diferencias con los dispositivos de última generación disponibles en el mercado y este chip de audio.

Como dicen los chicos de Engadget, el chip es toda una bestia diseñada para mejorar todo lo posible la calidad del sonido independientemente de la potencia total que llegue al altavoz, sin tener que aumentar el voltaje en ningún momento. Y esto lo consigue monitorizando cada banda de frecuencia por separado y suprimiendo las partes del audio que puedan llevar a una distorsión sin afectar al resultado general. Un ejemplo de esta tecnología en acción es que si, en una canción las voces de repente suben pudiendo causar una distorsión, el chip de audio controlará esa subida sin que el resto de instrumentos se vea afectado de ningún modo.

Este nuevo chip puede tener muchísimo potencial a la hora de aplicarlo en reproducción de películas y series, un lugar donde la separación de los diferentes sonidos es casi imprescindible para disfrutar con lo que estemos viendo, eso sin contar con la música que escuchamos todos los días. Esperamos tener más noticias de el en el MWC 2014 a más tardar, pero de momento promete y mucho.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos