Compartir
Publicidad
Publicidad

Nokia prepara Normandy

Nokia prepara Normandy
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se escuchan historias de que un fabricante como Nokia está planeando hacer finalmente un smartphone Android a todos los que tuvimos uno de sus antiguos móviles nos late un poco más rápido el corazón. Esto no deja de ser sino una idealización de tiempos pasados, pero sí es cierto que Nokia ha hecho un gran trabajo con su gama Lumia y el resultado final de sus productos siempre ha sido bastante completo.

TheVerge publica una historia donde nos cuenta los planes de una Nokia que seguiría el plan previsto de construir un smartphone de entrada con un fork de Android y cuyo proyecto recibe el nombre de Normandy.

Durante la colaboración de Microsoft, Nokia no tenía ningún motivo para hacer un smartphone Android. Pero ahora su Plan B sale a resurgir. Si Microsoft no pone trabas, que las pondrá. Normandy sería lanzado para el año 2014. La imagen en concreto proviene de la famosa cuenta de Twitter, Evleaks. En ella se ve claramente como las líneas de diseño características de Nokia siguen ahí. Pero hablemos de su interior.

Un fork de Android para la gama de entrada

Normandy está pensado para ser un smartphone Android de entrada del estilo Moto G. Incluso para un público más amplio. El teléfono estaría basado en su gama Asha y se baraja un procesador Snapdragon 200 en su interior. Una CPU suficientemente potente para mover un fork ligero basado en Android, capaz de correr cualquier aplicación de Android y que permitiría a Nokia ofrecer una calidad/precio muy buena.

Con su propia plataforma no consiguieron convencer a un público que ya está habituado a moverse por internet, pero ahora mismo los smartphones de gama baja son suficientes para realizar las tareas básicas como mirar mails y conectarse a las redes. Un fork de la mano de Nokia debería contar con el beneplácito de Google para poder tener acceso a Google Play.

Nokia Lumia

¿Qué servicios tiene Nokia disponibles? Es difícil preveer, pues el lanzamiento de un smartphone Android fracturaría su relación con Microsoft, por lo que no estamos tan seguros de que siguieran utilizando servicios propiedad de los de Redmond.

    Un fork de Nokia apartado de todos tendría acceso a una tienda propia, seguramente muy apoyada por una comunidad open source que siempre trabajó codo con codo con la marca finlandesa. Sería un sistema ligero con pocas modificaciones, pues ellos ya consiguen diferenciarse con un diseño característico.
    La segunda opción sería una Nokia que se acerca tímidamente, centrándose en sus propias aplicaciones y que contaría con Skype como principal método de comunicación, además de Nokia Maps. Potenciarían sus marcas propias como PureView, aunque recordemos que el uso de estas marcas están en manos de Microsoft.
    Otra opción para ellos sería abrazar Android con todas las de la ley y no crear ningún fork. Al fin y al cabo Nokia es ahora una empresa completamente separada de la parte que compraron Microsoft, por lo que tendríamos todo un fabricante nuevo.

Sea como sean los movimientos de Nokia, tienen suficiente potencial como para representar una opción a tener muy en cuenta. Ojalá el episodio con Microsoft haya sido un movimiento aislado y veamos resurgir al mayor fabricante europeo de nuevo, esta vez bajo Android.

Vía | Evleaks

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos