Apple indemnizará a usuarios por el escándalo de las baterías en iPhone 6 y iPhone 7: deberá pagar hasta 500 millones de dólares

Iphone 6 Batterygate 1
2 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
oscar-steve

Steve Saldaña

Editor Senior

Periodista de tecnología y ciencia. Escribo y analizo la industria de plataformas tech en México y soy fan de la ética tecnológica. También soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia. Hago locución comercial, produzco podcast y soy presentador del podcast semanal ROM. LinkedIn

La multa estaba dada: Apple tendría que pagar hasta 500 millones de dólares en Estados Unidos debido al escándalo desatado en 2017, cuando usuarios se percataron que sus iPhone de generaciones 6 y 7 eran más lentos conforme la batería del dispositivo se degradaba. La ralentización no era ningún accidente, era un mecanismo deliberadamente incorporado por Apple del que usuarios no fueron enterados.

Salto temporal a la actualidad. Ahora sabemos que Apple aceptó la culpa, recibió varias denuncias en países donde comercializa sus productos y, en México en específico, implementó un programa para devolver dinero a usuarios que hubieran pagado por una nueva batería para hacer frente a sus iPhone cada vez más lentos. En Estados Unidos, sin embargo, no ha pagado las indemnizaciones correspondientes a usuarios porque existían impugnaciones que, por fin, han sido terminadas.

Hubo usuarios que no estuvieron contentos con el castigo impuesto a Apple, así que acudieron a tribunales e intentaron elevar la penalización. No lo consiguieron, pero los usuarios que en su momento se unieron a la acción colectiva al menos ya recibirán las compensaciones determinadas en 2020. La resolución consiste en que todos los usuarios de iPhone afectados que se hayan sumado a la acción colectiva recibirán cerca de 65 dólares, algo así como 1,111 pesos al tipo de cambio.

Los iPhone afectados fueron:

  • iPhone 6
  • iPhone 6 Plus
  • iPhone 6s
  • iPhone 6s Plus
  • iPhone 7
  • iPhone 7 Plus
  • iPhone SE

Obsolescencia programada

Con el paso del tiempo los usuarios se enteraron que el mecanismo que Apple implementó tenía como objetivo proteger a otros componentes del dispositivo que pudieran verse afectado por picos de demanda de energía. La solución de Apple fue ralentizar el CPU y hacer que los dispositivos tuvieran menos rendimiento conforme la batería se degradaba. La única forma de volver los iPhone a su estado original pasaba por reemplazar la batería, pero hubo usuarios que simplemente compraron otro iPhone. Las acusaciones de obsolescencia programa, desde luego, resonaron.

El mecanismo continúa existiendo, pero a diferencia de antes, ahora los usuarios pueden elegir si desean activarlo conforme sus baterías pierden capacidad. En caso de que opten por no activarlo, los iPhone continúan teniendo el mismo rendimiento, aunque Apple alerta que algunos componentes podrían estar en riesgo en caso de súbitos picos de demanda de energía.

Según el número de afectados, Apple pagará en Estados Unidos entre 310 y 500 millones de dólares.

Imagen de portada | Kārlis Dambrāns

Inicio