Publicidad

Toshiba deja definitivamente el negocio de las laptops tras 35 años en el mercado

Toshiba deja definitivamente el negocio de las laptops tras 35 años en el mercado
10 comentarios

No es ninguna sorpresa que Toshiba no atraviesa por su mejor momento. Hace dos años, Toshiba vendió el 80.1% de su negocio de computadoras portátiles a Sharp por 36 millones de dólares, una cantidad sumamente atractiva. Ante esto, Sharp renombró la división Dynabook y tras su éxito, ahora buscó comprar el 19.1% restante.

Toshiba anunció que el pasado 4 de agosto cerró el trato y ahora Sharp es la única dueña de su división de laptops, lo que significa el final de 35 años de operaciones. De hecho, Toshiba ya no opera en México desde febrero de 2018.

"Como resultado de esta transferencia, Dynabook se ha convertido en una subsidiaria de propiedad total de Sharp"

El fin de una era

La historia de Toshiba dentro del mundo de las computadoras es una de las más destacables, y llegó a ser uno de los fabricantes más importantes del mundo. Todo inició en 1985 con la T1100, la primera portátil que contaba con baterías internas recargables, un floppy disk de 3.5 pulgadas y 256K de memoria. Su precio era de aproximadamente 2.000 dólares y rápidamente se convirtió en toda un referencia en la industria.

Toshiba T1100 La legendaria Toshiba T1100, la que se considera la primera computadora verdaderamente portátil.

Durante la década de los 90s, Toshiba estuvo siempre en los primeros lugares de ventas de laptops, pero la llegada de nuevos competidores, que ofrecían nuevos formatos de portátiles con precios competitivos, Toshiba empezó a perder fuerza a inicios de la década de 2000.

Cuando Toshiba decidió vender parte de su negocio a Sharp en 2018, sus ventas ya habían caído desde 17.7 millones de laptops vendidas en 2011 a cerca de 1.4 millones en 2017.

No se sabe bien qué provocó la caída de Toshiba. Unos dicen que la apuesta fallida por el HD DVD no ayudó, ya que se atrevió a fabricar laptops con este formato que al poco tiempo se volvió inútil una vez que el Blu-ray y el streaming dominaron todo. Rivales como Apple, Dell y Lenovo también vencieron a Toshiba con apuestas en formato ultrabook.

Toshiba se mantiene en otros negocios y sigue siendo un nombre importante en la industria, esto gracias a sus divisiones de impresión y almacenamiento, así como apuestas en energía. La marca Dynabook seguirá viva de la mano de Sharp. Toshiba fue un pilar importantísimo en la informática mundial y su salida del negocio es una pérdida para todos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios