Publicidad

El panorama del emprendimiento en Latinoamérica

El panorama del emprendimiento en Latinoamérica
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hasta hace poco, las materias primas eran la fuente de crecimiento económico para los países de América Latina, lo cual ha redundado en una baja productividad, al respecto, Augusto de la Torre, economista en jefe del Banco Mundial comenta:

Productividad e innovación están actualmente en el centro del debate público. Ha habido un gran cambio en este debate. Pero aún hay mucho de discurso y menos de realidad

Para de la Torre el déficit que enfrenta esta región del continente en materia de innovación es muy grande y viene de tiempo atrás, y además las reformas que podrían darle la vuelta a la moneda o no existen o han tardado en implementarse.

El mismo Banco Mundial realizó un estudio que con el puro título nos lleva a la reflexión: "El emprendimiento en América Latina. Muchas empresas y poca innovación", es decir estamos estancados en las formas económicas del siglo pasado (o antes de eso) y lo que las "potencias latinoamericanas" (Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México) destinan para investigación y desarrollo en conjunto, es apenas una tercera parte de lo que China dedica al mismo rubro. Tal parece que se nos hubiera olvidado la capacidad de innovar, o peor aún, que la hubiéramos perdido.

En opinión de Antonio Montes, director de desarrollo estratégico de IE Business School:

En América Latina urge una política de innovación y competitividad. El no tenerla está suponiendo un retraso claro de la región frente a otras economías como China, Pakistán, India o Tanzania, con un volumen mucho mayor de patentes

Incentivar a los emprendedores ya no es una opción, sino una obligación para las economías emergentes, son ellos quienes darán el impulso a la productividad, y en consecuencia al desarrollo, entonces sí, estaremos en posición de competir con las grandes economías del planeta.

Emprender...¿cómo?

El primer pilar del emprendimiento es la educación, si la educación es de calidad, habrá más estudiantes dedicados a crear empresas y no tantos que egresan con la esperanza de encontrar un trabajo de medio pelo para "sobrevivir".

El segundo pilar lo constituyen la logística y la infraestructura, estas tienen que mejorar para poder aumentar la productividad, en muchos casos solo es cuestión de aprovechar mejor los recursos que ya se tienen, y no tanto de invertir muchos millones en obras titánicas, que después tal vez no nos ayuden demasiado, más que para parar el cuello a los políticos.

El tercer pilar es acabar con la protección que tienen algunas empresas, esta protección impide que se innove, puesto que se "sientan" en su zona de confort, inhiben la competencia por tener monopolios u oligopolios, y los pequeños empresarios que quieren sobresalir, se las ven negras por no encontrar apoyos adecuados.

El último pilar sería incentivar la competitividad. Si quitáramos por ejemplo en México el monopolio a CFE y a PEMEX (cosa que según parece sucederá a mediano plazo con la reforma energética), habría otros empresarios dispuestos a dar mejores servicios, mejores productos, a satisfacer las necesidades del cliente y comprometerse con la innovación que eso demanda.

Semillero de emprendedores

Si algo distingue a Latinoamérica es la gran cantidad de emprendedores que tiene, sin ir más lejos tomemos a Costa Rica, un país pequeño, pero que crea 16 empresas por cada mil habitantes en edad de trabajar, cuatro veces por encima de la media internacional. Pero aquí viene un problema que afecta a muchos latinos, y es el sentirse pequeños, de acuerdo con Montes:

Se deben crear empresas que no solo sirvan como autoempleo, sino que sean innovadoras. Porque el desarrollo de la clase media en Latinoamérica exige productos y servicios más sofisticados

Para esto lo mejor sería destinar los recursos públicos a empresas jóvenes, más que a empresas pequeñas, ya que una empresa joven, en sus primeros cuatro años de vida genera una buena cantidad de empleos. Acaso, lo más importante sea eliminar las trabas burocráticas (que esas desaniman al más ávido emprendedor), para que la creación de empleos sea solo la punta del iceberg de la competitividad, la innovación y el desarrollo.

Emprender... ¿dónde?

Los países que más incentivan el emprendimiento en América Latina son Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y México, por eso tienen la intención de lanzar la marca "Hecho en América Latina" que se convierta en un distintivo a la innovación, al respecto de esta marca Cecilia Álvarez-Correa, ministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia ha comentado:

Consiste en construir y apoyar una comunidad emprendedora en América Latina que fomente el desarrollo tecnológico, económico y educativo;y que cada país miembro se convierta en un objetivo para la inversión extranjera. El sueño de una marca para el continente latinoamericano para promover, potenciar y hacer públicas las múltiples iniciativas de desarrollo empresarial, emprendimientos y empresas latinoamericanas con alto grado de innovación

Sin embargo, quien se lleva las palmas en el emprendimiento en América Latina es sin duda Chile, y al respecto Eduardo Bitrán vicepresidente de la Corporación de Fomento a la Producción, comparte:

Ante la evidencia clara de que el país no sale bien parado en innovación, debido a que el hiperciclo de las materias primas que ahora llega a su fin transformó a la sociedad en rentista (como en otros países, hizo que nos durmiésemos en los laureles), en 2005 se intentó cambiar este proceso estableciendo un royalty a las ganancias de la industria del cobre, la mayor del país, un impuesto que genera cientos de millones de dólares que se destinan a la innovación, que se constituyó entonces en prioridad del Gobierno

Actualmente, Chile destina 0.45% de su PIB a I+D, lo cual lo sitúa encima de la media latinoamericana, pero aún lejos de los países miembros de la OCDE que es del 2%.

Sin duda, América Latina es semillero de emprendedores, una región donde la economía emergente, podría transformarse en el mediano plazo en economía de punta, capaz de competirle al tú por tú, no solo a China o la India, sino también a los Estados Unidos, creatividad no nos falta, lo que sí podría estar escaso es el apoyo gubernamental, pero que eso no nos amilane, ya que afortunadamente son más las empresas e individuos que invierten en capital de riesgo y que desean transformar el rostro de la sociedad en la que vivimos a través de la innovación, el desarrollo, el emprendimiento y la creación de empleos.

Por eso, el futuro es hoy, ya que los emprendedores de hoy, forjarán lo que será para todos el día de mañana.

En Xataka México | 500 startups

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios