Compartir
Publicidad
Publicidad

Un mes con Android TV

Un mes con Android TV
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco más de seis meses mi esposa y yo comenzamos a discutir sobre la necesidad de comprar una nueva TV luego de tener una de ocho años de antigüedad y que comenzaba a mostrar signos de cansancio. Luego de discutirlo ampliamente, hace un mes nos decidimos adquirirla.

Pasaron algunos días de buscar y comparar precios y modelos. Finalmente la elegida fue una Android TV de Sony. Si estás por adquirir una TV nueva, por aquello de la transición digital o por el Buen Fin, entonces sigue leyendo.

La búsqueda y el diferencial de precios

En 2011 una amiga se mudó a otro país y nos vendió su TV usada LG de 37 pulgadas con pantalla LCD y que tenía ya cuatro largos años de uso. Desde entonces nos dio buen servicio hasta hace como 10 meses que comenzó a fallar. No encendía a la primera sino al segundo o tercer intento. Buscando en el Internet encontré que posiblemente se debía al uso de ciertos transistores que ya debía cambiar.

Así que luego de reflexionar si la reparábamos o no, concluimos que ya merecíamos una TV nueva y decente. Así que cinco o seis semanas atrás me puse a investigar modelos bajo dos criterios; no más de 15 mil pesos y de marca japonesa.

Estos dos criterios limitaron en mucho la búsqueda, principalmente el segundo pues en México las marcas niponas que quedaban vivas eran Sony y Sharp, aunque ésta última recién había anunciado que abandonaba el negocio. En este sentido nos quedaba Sony. Lejos quedaron los 80s y 90s cuando había las japonesas Panasonic, Hitachi, Sanyo, Toshiba. Ahora todas dejaron el mercado y se enfocan en otros productos.

Una vez definido lo anterior la búsqueda se limitó a dos tipos de TV; Smart TV y Android TV. Como no soy experto en TVs me limitaré a mi comprensión de consumidor regular sobre ambos tipos. La primera funciona con un sistema operativo (SO) diseñado por el fabricante de TV (en este caso Sony) mientras el segundo es una versión adaptada del que se usa en los smartphones y tablets y diseñado por Google.

Cabe mencionar que otros SO incorporados en las TV nuevas de otros fabricantes son el Tizen de Samsung, webOS de LG y Firefox en varias marcas. Para el caso de las Sony con Android, las mismas habían sido presentadas en abril pasado en México y mostradas al mundo en la CES 2015 de inicios de año.

El siguiente paso fue analizar los modelos de TV de Sony existentes dentro de las dos tipologías antes citadas. Como una primera aproximación acudí a Chedraui que está en Plaza Carso y de inmediato me llenaron el ojo dos modelos de Sony de entre 48 y 50 pulgadas. La primera siendo Smart TV y la segunda Android TV. Además estaban en oferta. Las exploré por unos minutos y generé ciertas opiniones.

Regresé al poco tiempo a casa y me puse a buscar en Internet los precios de tales modelos. Los resultados en precios fueron verdaderamente amplios y a continuación los enlisto.

TIENDA

SONY 50 pulgadas Android TV FHD, modelo KDL-50W800C

SONY 48 pulgadas Smart TV FHD, modelo KDL-48R550C

Chedraui

13,596 (16,995)

8,396 (10,495)

Sony.com.mx

16,799 (23,999)

No Disponible

Coppel

15,999 (19,999)

11,399 (15,503)

Liverpool

14,615 (23,999)

No Disponible

Best Buy

21,599 (23,999)

No Disponible

Linio

14,699 (18,999)

10,199 (15,999)

Walmart

No Disponible

11,999

Amazon México

No Disponible

10,199

Además de los precios indagué información sobre ambos SO. Leí el amplio análisis realizado por mi colega Raúl sobre la Sony Bravia Ultra HD 4K X83C con Android TV, la cual es más cara que el modelo analizado por nosotros aunque el SO es el mismo. Leí otros artículos más; algunos criticando Android TV y otros señalando que era bueno (a secas) pero todavía incompleto e inmaduro.

Leí también sobre otros dispositivos de streaming como el Roku y el Apple TV, éste último para muchos el mejor sistema. Añado que poseíamos el Chromecast lo cual hacía algo redundante adquirir una TV con Android. Todo lo anterior me hizo dudar y considerar seleccionar el Smart TV que además era más económica. **Al final optamos por la primera, es decir, la Sony Android TV** de 50 pulgadas KDL-50W800C (en el vínculo puedes consultar todas sus especificaciones técnicas).

¿Los argumentos para ello? En casa usamos smartphones con Android, por lo que estamos familiarizados con él, y hemos gastado algo en películas. El precio de Chedraui en oferta fue otro motivo (ya lo comprobaré en el Buen Fin). Finalmente me dije a mi mismo que seguramente el SO mejoraría con los meses, en caso de que no me llenase el ojo en un inicio, y tendría más vida en el tiempo que la Smart TV.

¿Android en una TV? Sí, y es buena

Como niño con juguete nuevo desempaqué nuestra nueva TV. De inmediato hice las conexiones respectivas que no son nada complejas y la encendí. Inicié el proceso de configuración el cual es similar al de un teléfono o tablet; registrarte con tu gmail/password, elegir tipo de configuración y conectarla a Internet. Realizado todo lo anterior la pantalla inicial o principal que aparece es la siguiente:

Pantalla Principal

Como se puede observar en la imagen, en la primera barra horizontal (o principal) aparecen recuadros con recomendaciones, las cuales se derivan (supongo) de tu historial de visitas en Google Play y YouTube. La navegación con el control remoto (también de estructura estándar) es horizontal o vertical. En la segunda barra se ubican apps diseñadas para la TV y son, digamos, de estándar.

En la parte inferior de la pantalla principal aparecen la barra de Entradas, Apps, Juego y Ajustes, tal como se puede ver en la siguiente imagen:

Pantalla Principal 2

En la barra de Entradas se ilustran las diferentes conexiones que podemos realizar a la TV. La primera opción es la de Cable/antena y que se activa si le conectas el cable o la antena. En el siguiente recuadro de Entradas se podrá leer (con dificultad) la palabra “Chromecast” pues conecté dicho dispositivo en una de las entradas HDMI. El resto de los 4 recuadros se refieren a los cuatro puertos HDMI que están disponibles para usarse.

El penúltimo recuadro es para video (si tienes DVD, por ejemplo) y el último se refiere a una entrada múltiple para conectar la caja de Sky o Dish. Esta barra es importante pues dependiendo de que dispositivo o servicio quieres usar es el que se debe seleccionar. Por ejemplo, en casa tenemos Sky y para ver su programación debo seleccionar el último recuadro de la derecha.

La barra siguiente es igualmente de Apps (como la segunda) pero en esta se encuentran la de los servicios de Google y Netflix. La de Bloomberg TV que se alcanza apreciar es porque yo la agregué. Para descargar más apps se selecciona y accede la app de Store Google Play. El resto de las apps son ya conocidas.

Finalmente tenemos la barra de Juego, donde se irán agregando las que descargues para jugar y se puede apreciar que no tengo ninguno. Al final está la barra de Ajustes con cuatro íconos principales; Configuración, Señal de Internet, Temporizadores (encendido o apagado automático, etc.) y Ayuda.

Cuando se accede a Configuración se aprecian las opciones de la siguiente imagen:

Configuracion

Aquí aparecen varios recuadros con configuraciones y que francamente no he revisado y que espero nunca lo tenga que hacer, pues ello significará que mi TV funciona de maravillas tal como lo hace hasta ahora. De todas maneras por los títulos parece que no debe ser algo complicado de interpretar.

Veamos ahora la pantalla de Google Play:

Google Play

Como se puede apreciar su organización no es similar a la de los smartphones o tablets, misma que en el menú maneja varios colores. En Android TV es más simple o menos estética, algo que la verdad me tiene sin cuidado. Con las clasificaciones que maneja me parecen suficiente. Y es precisamente en este punto de Google Play y la organización de apps en la pantalla principal donde encontré algunas de las principales críticas a Android TV en los diversos artículos que leí.

Acepto que el interfaz de Apple TV es estéticamente más atractiva, además de que tiene un control remoto mucho más moderno y que se puede utilizar como control de juego, pero al menos en mi caso no son razones suficientes para adquirirlo. Además se trata de dos dispositivos diferentes; uno está integrado en la TV (Android) y el otro es una consola externa. Y esto es una gran diferencia en la interacción intra-dispositivo e inter-dispositivos.

Por otra parte, al tener la TV un hardware Sony la compañía japonesa incorporó su propia app denominada Sony Select (ver primera foto, próxima a Netflix). Al ingresar a dicha app se observa la siguiente pantalla:

Sony Select

Sony Select es otro hub para ubicar apps, juegos y promociones y las presenta utilizando otros criterios de selección. Si navegar por Google Play te fastidia entonces puedes hacerlo a través de esta app.

Toca el turno de comentar brevemente una de las apps más famosas y una de las razones porque compramos la Android TV; YouTube. Previo a nuestra nueva TV nuestro hijo utilizaba la tablet para ver sus caricaturas favoritas en YouTube, sin embargo ello nos generaba incomodidad en el sentido de que la pantalla es pequeña y tendía a acercarse a la tablet. Es cierto que tenía el Chromecast y podía proyectar desde la Tablet a la TV vieja pero ello requería hacer un paso extra o hasta dos.

Con Android TV (o cualquier Smart TV con YouTube integrado) ese paso extra ya no es necesario y acceder a YouTube es directo. Ahora nuestro hijo se ha olvidado de la tablet, aunque nos ha robado una hora de ver TV, lo cual tampoco es problema para nosotros.

En seguida la pantalla principal de YouTube:

Youtube

Finalmente muestro a continuación la pantalla principal de otra app muy popular; Netflix, pero esto no es ninguna especialización de Android TV pues casi cualquier Smart TV la trae consigo.

Netflix

Concluyendo

A un mes de usar nuestra nueva Android TV puedo decir que estoy satisfecho con ella. No sólo se trata de un nuevo hardware con mejor pantalla, sonido y estética. Se trata de lo que hay dentro de ella. Es un hecho que Android en TV no es perfecto pero no hay ninguno otro que lo sea. Es otra de esas batallas sin fin y sin sentido que se dan en el mundo de los smartphones entre iOS y Android.

Si eliges Apple TV, Roku, Amazon Fire TV, una TV Samsung con su Tizen o LG con webOS te darán en el fondo casi el mismo servicio de entretenimiento. Y si quieres leer un buen comparativo entre los diversos servicios de streaming (ojo son aparatos externos que conectas a tu TV) te recomiendo el artículo de David Katzmaier.

Lo que también recomiendo es comparar precios en varias tiendas, pues como se pudo apreciar en el comparativo varían enormidades. Y no creas que durante el Buen Fin los mejores precios estarán presentes en todos los modelos de TV. La PROFECO ya detectó aumento de precios previo a tal fin de semana tan esperado.

La clave para mí está en lo que todos estos SO de TV nos brindarán en el futuro; la posibilidad de una programación de TV a la carta, un gran reclamo de muchos clientes de Sky, Dish, Totalplay, DirectTV, etc., quienes te obligan a contratar un paquete con canales que en tu vida vas a ver.

El día que todos o una mayoría de los canales de TV generen sus apps (como HBO, Bloomberg y otros) y los coloquen gratis o de paga en las tiendas virtuales de las TV inteligentes, entonces ese día estaremos hablando de una libertad plena para elegir los canales que realmente deseamos en nuestro dispositivo.

Por ello no pierdo la esperanza de que en México pronto estén disponibles en Google Store de la Android TV los canales de CNN, NHK, ESPN y NFL, tal como sucede en EE.UU. Cuando ello acontezca, cancelaré de inmediato el servicio de Sky o el que tenga en su momento.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos