Compartir
Publicidad

Diagnosticar enfermedades con la ayuda de un teléfono móvil es posible con este desarrollo de la UNAM

Diagnosticar enfermedades con la ayuda de un teléfono móvil es posible con este desarrollo de la UNAM
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Luis Vaca Dominguez es un investigador del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, él junto con su equipo de colaboradores han diseñado un sistema de diagnóstico a partir de teléfonos inteligentes y otros dispositivos que es capaz de identificar hasta 600 genes y sus patologías.

Las tecnologías que integra son de óptica, electrónica, software, biología molecular y medicina, y por este desarrollo obtuvieron el estímulo económico de la Fundación Miguel Alemán en este año. Una de sus principales ventajas es que puede dar resultados en apenas unos segundos, cuando en ocasiones una prueba de sangre tarde más tiempo, por ejemplo en la detección de Hepatitis C.

Vaca2

Esta innovación es un gran avance en la medicina personalizada, pues es capaz de ayudar a la detección de un montón de patologías, y al ser compartida la información en una red nacional de monitoreo molecular, se podría conocer el avance de una epidemia en tiempo real, además de tomar medidas para contenerla e impedir su avance.

Según el investigador, es tan novedosa que incluso empresas extranjeras quieren tener acceso a ella, pero antes de que eso sea posible desean desea pulirla y optimizarla, para ello se encuentra trabajando en un biomaterial que le permita crear láminas con propiedades ópticas, y también se enfocará en miniaturizar el lector hasta dejarlo del tamaño de una carcasa para móviles.

Por ahora el equipo de investigación cuenta con el apoyo de la UNAM, el Instituto de Ciencia y Tecnolgía del DF y una empresa de los Estados Unidos.

Vaca 1

El prototipo que se ha diseñado se compone de tres partes la primera es un microarreglo que contiene los genes inteligentes diseñado por la Universidad, donde se recibe un fluido del paciente ya sea saliva, orina o sangre, y al reconocer la presencia de un parásito o virus emite una luz que es reconocida a través de un lector.

El lector es el segundo componente, es un generador de ondas electromagnéticas que excita las moléculas de ADN, cuenta con una batería que le permite operar 48 horas y posteriormente ser recargada para volver a funcionar.

La tercera parte es el software, una app para móviles que muestra la presencia de los genes a través de líneas y puntos, lo cual facilita la lectura y el diagnóstico, a través de la app se envía la información al médico para que haga un seguimiento al paciente. A la fecha ya cuentan con dos patentes y tienen dos más en trámite, al respecto Luis Vaca comenta:

“Es un trabajo muy complejo en donde se tiene que comparar la tecnología con otras existentes en el mundo y demostrarle al IMPI por qué es lo suficientemente novedosa para que se otorgue la patente”

Sin duda estos avances en la detección temprana de enfermedades, pueden llevar a la medicina a otro nivel, de manera que cada vez se den diagnósticos más rápidos y precisos que ayuden a encausar las acciones terapéuticas adecuadas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos