Publicidad

Vimos 'The Irishman': Netflix va de nuevo por los Oscar con tres horas y media de tecnología al servicio de Scorcese
Cine y TV

Vimos 'The Irishman': Netflix va de nuevo por los Oscar con tres horas y media de tecnología al servicio de Scorcese

Publicidad

Publicidad

¿Cuánto va a durar esto?

Tres horas y media

No me habías dicho eso

—...

Mejor ahorita vengo, tengo que hacer una parada técnica antes de que empiece.

Hasta en la sala de prensa los sorprendidos por la duración no faltaron. 'The Irishman' presume de tres horas y media de duración, en la nueva epopeya sobre gángsters de Martin Scorsese, la cinta que es la nueva arma de Netflix para obtener el máximo galardón de los premios que entrega anualmente la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos.

No lo consiguió con Roma, pero no por ello ha bajado las manos. En 'The Irishman' Netflix cobijó a Scorsese para que reuniera a un excelso Al Pacino, con un desorbitante Robert de Niro, sin olvidar al siempre infalible Joe Pesci. Pero como Fernanda Solórzano lo decía, el truco de los tres, en especial de Pesci y de De Niro, está en su nivel de contención. Ya no son los jóvenes que construyeron ladrillo a ladrillo la carrera por la que todos los recordarán; la experiencia les ha dado las herramientas para que sin gritos ni balbuceos sean capaces de transmitir lo que Scorcese nos quiere contar.

Las tres horas y media no son un martirio, pero tampoco son sencillas. El espectador familiarizado con Scorcese sabe que sus películas, casi por requisito, son largas. Y 'The Irishman' es Scorcese haciendo lo que sabe hacer mejor. Pero esta no solo es una película de mafia, es sobre todo del tiempo.

Cuando se dijo que Robert de Niro sería rejuvenecido para su papel, las cejas arqueadas no faltaron. Independientemente de las capacidades técnicas para hacer un rejuvenecimiento creíble, ¿estarían ahí las justificaciones narrativas, o se trata de un derroche tecnológico para hacer más espectacular el reencuentro de De Niro y Scorsese? ¿Los resultados no terminarían por desviar la atención hacia el arduo, pero siempre perfectible trabajo de postproducción?

Captura De Pantalla 91

Al final, luego de los 209 minutos, todo tiene sentido. El personaje de De Niro, Frank, navegará por décadas en las aguas turbulentas de una mafia todopoderosa que tiene entretejidos hilos en todo giro comercial de Filadelfia. Pero lo mejor, es que salvo un par de ocasiones (en especial el primer rejuvenecimiento de De Niro), uno podría avalar que 'The Irishman' fue grabada a través de tres décadas.

Tantas, tantas experiencias, tantos gatillos apretados, llevan irrevocablemente a la reflexión sobre la transitoriedad, a la impermanencia de todo. Aquí es donde Scorcese se permite tener reflexiones que rayan en lo espiritual, y que son personalísimas. El Scorcese consagrado hace lo que siempre ha sabido hacer, pero además confronta a sus personajes con uno de los miedos más naturales, el del paso del tiempo. Ninguna de esas reflexiones tendría el mismo impacto si estuviéramos ante una cinta de 90 minutos.

Captura De Pantalla 83
Hasta Anna Paquin que aunque ganadora del Oscar como el resto ha quedado relegada a un papel segundón, con apenas un par de líneas, lo que ha resultado en su propia polémica; en efecto parece una actriz sobrecalificada para su disminuida participación.

Mención aparte merece Rodrigo Prieto, el mexicano encargado de al fotografía de la cinta, cuyas tomas soberbias colaboran a encuadrar fragmentos de la película en distintas décadas. Prieto, ganador del Oscar por 'Brokeback Mountain' y 'Silence' y nominado a varios premios por 'Babel', 'Frida' y desde luego 'Amores Perros', es, como el resto de sus compañeros, un veterano del cine, cuya experiencia le permitió sugerir jugar con ajustes de colorimetría distintos para las tomas que se ubicaban en diferente espacio temporal. Hasta la saturación, contraste y colorimetría juegan en pos de representar con precisión el paso del tiempo.

Además del concienzudo trabajo del departamento de maquillaje, los actores no fueron rejuvenecidos a partir del trackeo de sus rostros. No hubo puntos sobre las caras ni cámaras especiales apuntando a escasos centímetros de ellos para llevar un registro detallado de su trabajo de gesticulación, lo que por supuesto hizo más extenuante el trabajo en postproducción.

Nnnn

Pero independientemente del rejuvenecimiento, los actores tuvieron que interpretar a personajes que eran mucho más jóvenes que ellos. La producción contó con especialistas en expresión corporal y tomas fueron rehechas para que la tríada comunicara la fluidez de los movimientos de sus cuerpos en partes de la película donde interpretan a sus personajes siendo treinta años menores de lo que ellos lo son ahora.

'The Irishman' ya obtuvo numerosos premios; mejor película en el Festival de Chicago, mejores efectos visuales para Pablo Helman y mejor actor de soporte para Al Pacino en los premios de Hollywood, en donde el departamento de maquillaje consiguió su propia nominación. Como pasó con Roma, en México las proyecciones serán limitadas, y no rondarán en cines comerciales. Llegará a Netflix el 27 de noviembre, pero ver a De Niro, Al Pacino y Joe Pesci juntos por primera vez, es un deleite que todos tendrían que merecer ver en pantalla grande.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir