El esperma de 12 ratones que estuvo en el espacio es la clave para que la NASA evalúe las condiciones genéticas de astronautas

El esperma de 12 ratones que estuvo en el espacio es la clave para que la NASA evalúe las condiciones genéticas de astronautas
Sin comentarios

Una investigación sugiere que los astronautas que pasen una larga temporada en el espacio no tendrán afectaciones y podrán tener hijos sanos. El resultado se dio tras experimentos con esperma de ratón que pasó seis años expuesto a radiación espacial.

Según la publicación de Science Advances, los espermatozoides de ratones parecen no tener perturbaciones tras pasar largas temporadas en la Estación Espacial Internacional.

La exposición a la radiación espacial no pareció dañar el ADN de los espermatozoides ni la capacidad de las células para producir "crías sanas".

Teruhijo Wakayama, de la Universidad de Yamanashi en Japón, y su equipo envió el esperma de 12 ratones a la Estación Espacial, mientras que mantuvieron otras muestras en la Tierra para después compararlas.

Después de devolver los espermatozoides a la Tierra y rehidratarlos, el equipo transfirió esos embriones a ratones hembra. Aproximadamente 240 cachorros espaciales nacieron sanos a partir de espermatozoides guardados en la EEI durante casi tres años; unos 170 más nacieron de espermatozoides conservados en la estación espacial durante casi seis años.

Los análisis genéticos no revelaron diferencias entre estos cachorros espaciales y los ratones nacidos de esperma almacenado en la Tierra. Los cachorros espaciales que se aparearon cuando eran adultos tenían hijos y nietos sanos.

Los viajes al espacio más largos están cerca

Estacion Espacial

La NASA está buscando que los astronautas pasen más tiempo en el espacio para las misiones que vienen en las siguientes décadas y están realizando varios experimentos que ayuden a los humanos a resistir las condiciones fuera de la Tierra.

Hace unas semanas, se dio a conocer que están experimentando con microbios que tienen buena resistencia a climas muy cálidos, noches heladas, radiación y microgravedad.

A los científicos les preocupa que la exposición crónica a la radiación espacial no solo ponga en peligro a los astronautas, que podrían tener un mayor riesgo de tener cáncer y otras enfermedades, sino que también cree mutaciones en su ADN que puedan transmitirse a generaciones futuras, pero según los resultados mostrados por la Estación Espacial Internacional los viajeros podrán tener hijos de forma segura.

Temas
Inicio