Compartir
Publicidad

Arqueólogos mexicanos hallan esqueleto de mamut en el Estado de México

Arqueólogos mexicanos hallan esqueleto de mamut en el Estado de México
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos 13mil años vivieron los mamuts, enormes mamíferos ancestros de los elefantes, y poblaron gran parte del planeta, al parecer, el motivo exacto de su extinción aún no se conoce, pero se sabe que coincidió parcialmente con la última glaciación que terminó con la mayor parte de la megafauna en Europa, Asia y América. Por eso no es de extrañarse que sus restos hayan quedado dispersos por todos los continentes que habitaron, incluyendo por supuesto nuestro país.

Es así como en el municipio de Tultepec, Estado de México, a un par de metros de profundidad en la calle La Saucera, se encontró un esqueleto de mamut bastante desordenado, sin embargo Luis Córdoba Barradas del INAH está dirigiendo ya la excavación que permitiría recuperar todos los huesos, el arqueólogo menciona que el desorden de los huesos podría deberse a que un grupo humano pudo destazarlo para que les sirviera de alimento.

La disposición de los huesos encontrados entre costillas, húmeros, fíbulas, cúbitos, radios y vértebras nos da la posible causa de la muerte de este gigante, ya que debido a su peso, al entrar a una zona lacustre y fangosa como era esa calle de La Saucera hace miles de años, se quedaban atascados y se convertían en presa fácil de los seres humanos y cualquier animal hambriento que se encontrara alrededor.

Fruto de la casualidad

Huesitos

Este hallazgo se dio casi sin querer en el mes de diciembre de 2015 durante las obras de introducción de drenaje, por lo tanto habría que agradecer al municipio de Tultepec las mejoras que se efectuaban en la localidad de Antonio Xahuento.

Entre los restos se han encontrado 60 huesos y llaman poderosamente la atención por sus proporciones el cráneo y la pelvis. De acuerdo con los resultados del análisis estratigráfico, es posible datar este enorme mamífero en la época final del Pleistosceno hace aproximadamente unos 13 mil años.

Lo que sabemos de este espécimen en particular es que era un adulto joven, de entre 20 y 25 años que llegaba casi a los 3 metros de altura. La razón de la abundancia de megafauna en el Estado de México está relacionada con los lagos someros que había en ese territorio.

Se prevé que el rescate arqueológico que se emprendió desde el 25 de abril concluya en aproximadamente tres semanas. No cabe duda que en nuestro subsuelo aún quedan muchas maravillas por descubrir, y este mamut es una prueba de ello.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio