Compartir
Publicidad
Bicicleta: así es como un vehículo creado en 1800's le compite al coche por el futuro de la movilidad en Ciudad de México
Otros

Bicicleta: así es como un vehículo creado en 1800's le compite al coche por el futuro de la movilidad en Ciudad de México

Publicidad
Publicidad

Si algo re-descubrí cuando nos mudamos a la Ciudad de México en 2012 fue el gusto por andar en bicicleta. Todo inició en septiembre de 2013 cuando cambiamos a nuestro hijo de guardería, la cual quedaba a una distancia mayor de casa. Llevarlo caminando ya no fue opción, tampoco lo fue en auto debido al tráfico. La bicicleta se convirtió en la mejor alternativa.

Con experiencias similares, miles de personas descubren cada año que la bicicleta se convierte en el mejor medio de transporte para su vida cotidiana. Esto es una buena noticia. Pero también es cierto que otras tantas siguen indecisas principalmente por el riesgo que trae consigo. A pesar de esto, la bicicleta se está convirtiendo en un medio de transporte con un futuro brillante en CDMX.

La gran mayoría de nosotros tuvimos una bicicleta en nuestra infancia. La disfrutamos aún en sus momentos de caídas pues tal experiencia solía suceder en ambientes controlados (parques o patios). Pero luego crecimos y la abandonamos por considerarla un mero juguete en lugar de un medio de transporte. Al menos así acontece en México más no en otros países, como Japón.

En mi caso, el haber re-descubierto a la bicicleta me ha permitido arraigar valores e identificar capacidades y resistencias físicas que no tenía idea poseyera.También me ha permitido conocer personas y descubrir la belleza (y fealdad) urbana de la CDMX y de su zona metropolitana que en auto o caminando no se aprecia.

El punto es que la bicicleta no sólo es un medio de transporte. Es también una herramienta de ejercitación, de distracción, de cuidado del medio ambiente, de autodescubrimiento personal y en, mi caso, de terapia.

Tráfico en CDMX ¿cada día peor?

El crecimiento de la flota vehicular en México ha sido sorprendente. Según el INEGI, en 1980 había en el país apenas 5.7 millones de vehículos registrados. Para el año 2010 eran 15.6 millones, en 2010 fueron 31.6 millones y para 2016 rondaban los 42.6 millones, es decir, un incremento de 35% en seis años.

En la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) la flota vehicular pasó de 3.7 millones en 2005 a 9.5 millones en 2015, o un 159% más.

En más datos del INEGI pero provenientes de la Encuesta de Origen-Destino en Hogares de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) 2017, elaborada en colaboración con los gobiernos de CDMX y del Estado de México más la participación de la UNAM, entre semana se realizan 34.5 millones de viajes en la ZMVM. De ellos, 11.15 millones son de modo exclusivamente caminando. El 58.1% de los viajes son para ir al trabajo, que duran entre 30 minutos y hasta dos horas (de ésta última duración conozco varios casos).

Además en la ZMVM hay un aproximado de 3.05 millones de automóviles disponibles en hogares. De los viajes en transporte privado, se estima que en un día se realizan ¡6.60 millones de viajes en automóvil!.

Trafico La imagen de todos los días en vialidades primarias y secundarias. Imagen: motorpasion.com.mx

Con todos los anteriores datos se pudiera pensar que la CDMX y área metropolitana tienen el mayor caos vehicular de cualquier ciudad del mundo. Pero no es así. Según el reporte INRIX GLOBAL TRAFFIC 2017 que analiza el tráfico de 1,360 ciudades de 38 países, la CDMX se ubica en la posición… 21, aunque para quienes la vivimos diríamos debe ocupar el primer lugar. Guadalajara se ubica en la posición 161, Monterrey en la posición 180 y Saltillo (mi ciudad natal) en posición 638.

¿La peor en el mundo? Los Ángeles. Le siguen Moscú, Nueva York y Sao Paulo. Si te interesa el tráfico en tu ciudad te recomiendo le des una revisada al reporte pues vienen un buen número de ciudades mexicanas rankeadas.

El que CDMX ocupe el lugar 21 en el ranking citado no nos debe consolar y menos conformar a quienes la gobiernan y vivimos en ella y su zona metropolitana, pues es un hecho que podríamos estar mucho mejor.

Conformarnos es acelerar la llegada del caos y anarquía vehicular, que de por sí ya se asoma ocasionalmente cuando acontecen terremotos o conciertos en ciertas locaciones. Sobre esto último una experiencia personal. El viernes 2 de febrero hicimos mi familia y yo 2 horas con 15 minutos (6pm a 8:15pm) de Polanco al Foro Sol, que es un trayecto de ¡11 kilómetros!.

Inicia el uso planeado de la bici como medio de transporte en CDMX

Desconozco cual fue la chispa que detonó el inicio en 2007 de la ruta recreativa en Ciudad de México. Seguramente fue el observar experiencias similares que ya venían aconteciendo en ciudades de otros países, más un interés genuino por impulsar una movilidad distinta a la vehicular. Lo cierto es que aquí inició lo que actualmente tenemos en CDMX como sistema de movilidad no motorizada, que tiene sus buenos avances aunque también pudieran ser mayores.

Luego de tres años, en febrero 2010 exactamente, comenzó a operar la primera fase del sistema ECOBICI en las colonias Cuauhtémoc, Juárez, Roma Norte, Hipódromo Condesa y Condesa mediante 85 cicloestaciones con 1,114 bicicletas. ¿El mayor acierto de su inicio? Que el sistema se concesionó a una empresa con el know-how y experiencia suficiente pues había implementado sistemas similares en otros países.

De habérsele dado la concesión a unos cuates y/o improvisados, como suele suceder, el sistema hubiera fracasado pero más que todo desilusionado y alejado a sus usuarios, como ha sucedido en otras ciudades mexicanas. Luego de un fracaso así es muy complicado renacer un sistema ciclista que se basa mayormente en la confianza y seguridad.

De entonces a la fecha ECOBICI no ha dejado de crecer. Al momento se han realizado más de 49.2 millones de viajes y el sistema ya cuenta con alrededor de 480 cicloestaciones y más 6 mil 800 bicicletas.

La cereza del pastel sucedió una semana atrás cuando ECOBICI incorporó por primera vez al sistema 340 bicicletas eléctricas, el primero en su tipo en Latinoamérica, ubicadas en sus propias estaciones. Y es con esta adición donde me parece que la adopción de la bicicleta como medio de transporte en CDMX se acelerará todavía más.

Esto ampliará el perfil de usuarios pues ya no se requiere tener una condición física mínima para pedalear. Además, atenderá la demanda de personas con limitaciones físicas y sin presupuesto necesario para comprar una bici eléctrica. También atenderá a aquellos que simplemente les da flojera pedalear.

Ahora bien ¿qué impacto ha tenido la ECOBICI y la bicicleta para la movilidad en CDMX? De entrada ha motivado que más personas usen sus bicicletas particulares para transportarse. No es lo mismo lanzarse a pedalear solitariamente con una bici particular que hacerlo junto con personas que utilizan la ECOBICI (o viceversa). En otras palabras, se hace más bola y eso genera solidaridad acompañada de una sensación de seguridad.

Tabla Modos Transporte Fuente: INEGI.

Otro impacto se da obviamente en la movilidad de las personas. Según la encuesta de INEGI de origen-destino citada previamente, el 2.2% de los habitantes (340 mil) de la ZMVM (15.6 millones) realizó su viaje en bicicleta.

Si bien tales cifras siguen siendo bajas comparadas con el número de personas que se trasladan en transporte privado (3.5 millones), su expectativa de crecimiento pudiera interpretarse como mayor debido a diversos factores (ampliación de ECOBICI, más ciclovías, mayor conciencia ambiental, etc.).

Modelo de bicicleta compartida; el mercado le dará un empujón

Y precisamente otro de los factores que impulsará un mayor uso dela bicicleta es el arribo a CDMX de empresas que ofrecen el servicio de bici compartida al estilo de ECOBICI pero bajo otra estructura de negocio. Habrá mayor disponibilidad de bicicletas y no exclusivamente en estaciones dedicadas, sino también en plazas, parques, estacionamientos públicos y privados y otros espacios públicos.

Una de estas plataformas es Mobike quien está por aterrizar en CDMX y ojalá se expanda pronto por otras ciudades mexicanas. Otra plataforma es Vbike, que arrancó días atrás con 2 mil bicicletas en la delegación Benito Juárez.

Uber también planea ingresar a este servicio y se encuentra en fase de prueba piloto en San Franciso. No será el primero pero le dará un gran impulso a la masificación del servicio debido al poder de su marca.

Mobike Imagen: Mobike.

En términos más amplios, hay ciudades que están haciendo un esfuerzo más agresivo que la CDMX para impulsar el uso de la bicicleta. Una de ellas es Londres. En 2015-2016 lanzó su proyecto de super-ciclovías iniciando con la construcción de dos de tal tipo (este-oeste y norte-sur). Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas. Algunos estudios le culpan por el incremento del tráfico vehicular en las calles londinenses y quizá tengan razón, pues siempre habrá ganadores y perdedores en la implementación de un modelo similar.

¿Cuáles son las ciudades en el mundo que mayor impulso le dan al uso de la bicicleta? Según el Índice de Ciudades Amigables de la Bicicleta 2017, la ciudad que ocupa el primer lugar es Copenhagen, Dinamarca. Le siguen del segundo al quinto lugar las siguientes: Utretch, Holanda; Amsterdam, Holanda; Estrasburgo, Francia; Malmo, Suecia. En todas ellas hace frío y llueve y lo digo por aquello de que luego nos excusamos de no usar la bici por el clima.

No sustituirá al coche, de momento, pero sí competirá contra él

La bicicleta como medio de transporte cotidiano o para entretenimiento llegó a México para quedarse aunque su consolidación es muy dispar en las ciudades mexicanas, siendo CDMX la más avanzada.

En cada ciudad que visito por motivos laborales de inmediato pregunto cual es el estatus de la bicicleta. En muchas me indican que el crecimiento de clubes ciclistas se ha incrementado considerablemente, aunque en el tema de ciclovías y programas gubernamentales para impulsar su uso (como ECOBICI) es muy limitado, por no decir nulo.

Sobre esto último y para acelerar la adopción de este medio de transporte, las autoridades puede ejecutar muchas acciones como destinar un porcentaje del presupuesto de la ciudad a la movilidad alternativa (los ciclistas también votamos). De hecho a nivel federal ya existe legislación similar para recursos federales.

Igualmente pueden replicar el modelo ECOBICI o relanzar el modelo propio aplicando los principios bajo los cuales opera en la CDMX o en otros países. Un elemento central es poner a la persona correcta en el liderazgo del programa.

El no cometer errores básicos como tratar de inventar el hilo nuevo contratando empresas sin experiencias (arreglos políticos) o construir ciclovías sin sustento, es una regla de oro. Para evitarlos, en Internet hay infinidad de manuales y guías de organizaciones reconocidas para diseñar, construir, operar y fomentar sistemas urbanos de ciclovías.

Regresando a la CDMX y por parte de la autoridad, falta mucho por hacer para arraigar aún más a la bicicleta como medio de transporte cotidiano. También entre los ciclistas falta educación vial. Diariamente veo ciclistas circulando por calles en sentido contrario, poniendo en peligro sus vidas, la de peatones y arriesgando la libertad de conductores de autos.

En conclusión, no se trata de que en CDMX (o cualquier ciudad) la bicicleta sustituya por completo al automóvil como medio de transporte urbano. Se trata de que la bicicleta le compita al automóvil bajo las mismas condiciones (o similar nivel de infraestructura) y no de manera dispar como hoy acontece.

Cuando así llegue a suceder entonces ya dependerá de cada quién cuál vehículo utilizar, considerando que la bicicleta es buena para la salud, para reducir contaminación y mejorar economías locales.

Fuente primera imagen: Gobierno CDMX.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio