Rusia se empieza a quedar sin teclados y está grabando su alfabeto en los que están en otro idioma por la invasión a Ucrania

Rusia se empieza a quedar sin teclados y está grabando su alfabeto en los que están en otro idioma por la invasión a Ucrania
Sin comentarios

Rusia se está enfrentando a una nueva consecuencia derivada de la invasión a Ucrania: quedarse sin teclados para sus computadoras que sean en idioma ruso, a tal punto que están tomando la decisión de grabar su alfabeto en cada una de las teclas.

De acuerdo con el medio independiente, The Moscow Times, Rusia tiene una estrategia llamada "importaciones paralelas"  para solventar las sanciones de compañías tecnológicas en los Estados Unidos y otras partes del mundo. Esto les permite continuar importando productos fabricados en países que los habían castigado, aunque de forma indirecta, pero está resultando contraproducente y ahora los está dejando sin el periférico adecuado al idioma del país.

Las importaciones paralelas permiten a Rusia comprar bienes que estarían bloqueados, a otros países que no estén sujetos a sanciones, siempre que este tercer país los adquiera legalmente. De esta forma Rusia puede seguir adquiriendo productos, por ejemplo de Apple o Microsoft, pues China no está siendo sancionada por ninguna de las dos compañías.

La barrera del lenguaje, en forma de teclado

El problema que ahora está experimentando Rusia, es que estos dispositivos están hechos para las personas dentro de estos países, que no necesariamente son compatibles con el idioma ruso.

Teclado Rusia Ingles
Un Magic Keyboard en ruso

Al utilizar un lenguaje diferente, Rusia puede adquirir un teclado configurado para hablantes en mandarín, que puede no ser útil para los trabajadores rusos, complicando sus labores y el problema es tan frecuente que se estima que al menos 10% de las existencias de teclados del país no estarán en idioma ruso para el fin de año.

The Moscow Times incluso detalla que el Ministerio de Industria y Comercio Ruso está grabando el alfabeto ruso en cada una de las teclas. Sin embargo, esto implica tener que sacar cada uno de los teclados de su empaque, lo que los vuelve menos atractivos para los clientes potenciales y al mismo tiempo, como se debe desmontar y montar nuevamente el periférico, incluso se anula la garantía del equipo.

Imagen: Eugenia Shustikova en Unsplash

Temas
Inicio