Publicidad

Una diputada del PAN busca que todas las portadas de videojuegos en México tengan una etiqueta con los "daños" por el uso excesivo

Una diputada del PAN busca que todas las portadas de videojuegos en México tengan una etiqueta con los "daños" por el uso excesivo
30 comentarios

Publicidad

Publicidad

Janet Melanie Murillo Chávez, diputada del Partido Acción Nacional (PAN), propuso que la Secretaría de Gobernación les solicite a los distribuidores de videojuegos la impresión de un etiquetado en la portada, informando los supuestos "daños" que se genera el uso excesivo.

La información debe mencionar que no se excedan de tres a cuatro horas semanales al jugar, teniendo periodos de 30 a 60 minutos máximo al día, con descansos de 15 minutos, después de cada 30 minutos de juego.

En el caso de la Secretaría de Salud, planteó que deben preparar campañas de información entre los padres de familia, con la finalidad de que ellos puedan detectar "trastornos" que se derivan por el uso excesivo de videojuegos. También busca añadir información como realizar asesorías para aquellos que tengan un problema de salud derivado por los juegos.

Los padres son los responsables de vigilar a los menores

Murillo Chávez mencionó que el trastorno al videojuego puede genera tres supuestos síndromes más:

  • Wiiitis: lo cataloga como un tipo de tendinitis, similar a una lesión que se provoca por realizar un deporte.
  • Hidradenitis palmar: señala que es enfermedad de la piel donde se tiene una irritación y ronchas en las palmas de la mano, debido al uso excesivo de los controles, añadiendo el exceso de sudoración por la tensión del juego.
  • Síndrome visual informático: la indicó como un cansancio visual, visión doble, dificultad para enfocar, ojos secos o enrojecidos e, intolerancia a la luz descritos, debido al déficit de parpadeo, generado supuestamente por el uso excesivo de videojuegos.

La diputada aclaró que los problemas de salud no se desatan por los videojuegos como tal, pero sí por el uso excesivo de los mismos.

“El uso excesivo de videojuegos genera innumerables daños y afectaciones a nuestras niñas, niños y adolescentes. Comenzado por el contenido, el cual influye en su conducta generando problemáticas sociales y en el núcleo familiar. Por otra parte, tenemos el aumento en obesidad por la falta de movilidad que generan estos juegos.”

Para finalizar señaló que los padres de familia son los responsables de regular el uso de los juegos y en el caso que sea necesario, solicita ayuda si se observa algún problema de salud en los menores.

Recordemos que hace más de dos años, una diputada del PRI solicitó una regulación para el contenido de los videojuegos en México, la cual fue aprobada y le otorgaba a la Secretaría de Gobernación la facultad de clasificar los videojuegos que sean comercializados en México. Aunque hasta el momento no ha pasado nada.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir