Compartir
Publicidad

Utilizamos Uber y un taxi tradicional, y esto encontramos

Utilizamos Uber y un taxi tradicional, y esto encontramos
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En todo el país, y en muchas partes del mundo, el problema del transporte público ha rebasado las capacidades de las entidades que lo administran. Si a esto le sumamos la corrupción, malos tratos al usuario e inseguridad la fórmula resulta aterradora para quienes tenemos la necesidad de utilizarlo diariamente.

Particularmente en la Ciudad de México la sobrepoblación ha provocado que servicios públicos como el STC Metro, Metrobús, y RTP sean insuficientes, obligándonos a utilizar transporte gestionado organizaciones civiles y particulares que sobrevive bajo una regulación gubernamental, como los Microbús y los taxis. Pero desde que Uber y Cabify aterrizaron en México este concepto comenzó a cambiar.

Uber y Cabify han vendido a crear una revolución en el transporte provocando que en todo el mundo se revelen en contra de ellos.

Después de las marchas que ocurrieron en la Ciudad de México en favor de la regulación de estos nuevos servicios que se venden bajo el concepto de “Chofer privado” todos nos hemos puesto a pensar si es necesario llegar a este punto o podemos encontrar un punto de acuerdo intermedio entre todos los participantes.

Las múltiples regulaciones, impuestos, la corrupción y un hartazgo en el servicio público fueron la fórmula perfecta para catapultar el éxito de las empresas Uber y Cabify”

Si vamos a hablar del transporte hay que hacerlo con total sinceridad. La insatisfacción del usuario de transporte publico había llegado a límites que no podía tolerar y las empresas vieron esta oportunidad y decidieron atacar el problema directamente.

La necesidad estuvo durante mucho tiempo, pero pocos nos decidimos voltear a verla y ahora que un par de empresas extranjeras lo han hecho, todos se revelan... principalmente por miedo al cambio y a la competencia.

Pero antes de dar mí opinión decidí conocer un poco más lo que pensaban los que diariamente trabajan en este transporte y esto fue lo que encontré.

Taxi tradicional

Taxi Df

El servicio que ofrece un chofer de un taxi no está pensado en abrirte la puerta, ofrecerte una botellita de agua o encender el aire acondicionado. Pero algo que he logrado comprobar es que no todos los choferes de este transporte son los que hacen toda la grilla, y los que sí siguen trabajando están aprendiendo de lo bueno que tiene Uber.

El servicio ha empezado a cambiar, desde mi perspectiva, ya no te subes a un transporte donde sólo el chofer te dice ¿dónde vamos? y soportas la música o la unidad sucia; ahora quienes están frente al volante empiezan a ser más atentos, han cambiado el trato e intentan hacer ameno el viaje.

Aunque no fue mi caso, pero también hay que aceptar que el riesgo de que en algún momento te toque una unidad en mal estado o que el chofer lo único que busca es robarte.

¿Qué opinan los choferes de Uber? En los servicios que pude tomar estos días me comentaron lo que hemos escuchado desde que empezarán estos conflictos: Uber es una empresa que no paga impuestos, el servicio que prestan es pirata, etc.

Pero hubieron un aspecto bastante curioso, y que creo pocos han dicho, los mismos taxistas coinciden que son las grandes organizaciones de taxistas (muchas de ellas con varias unidades piratas y con algún tipo de apoyo político) las que ha organizado este conflicto, aunque no he podido corroborar la información, pero en la web encuentras varias notas de estas organizaciones como las primeras que intentan ir en contra del “servicio pirata de Uber”.

A pesar de todo esto, algo que me agradó escuchar de uno de los choferes de Taxi fue, tenemos que tomar lo bueno, si ellos mejoran el servicio ¿por qué nosotros no?, de hecho tenemos el caso del @arwoody69, un taxista que ya se ha afiliado a varias aplicaciones de servicio de Taxi por Internet, y que dentro del valor agregado que ofrece es que te permite conectarte a una red WiFi que el crea dentro de su unidad desde su teléfono móvil.

Uber

Uber

Algo que ha agradado a los usuarios de Uber, respecto al servicio tradicional, es la calidad en el servicio y, creo yo, el que haya una empresa detrás de ellos respaldando tanto al chofer como al usuario, ¿por qué? dentro de lo que me han comentado los choferes existe una garantía ganar-ganar para todos.

Por ejemplo, si un usuario maltrata la unidad de alguna forma, el chofer sólo necesita comprobarlo y Uber se encarga de gestionar las reparaciones y realizar el cobro al usuario que maltrato la unidad, y si fuera necesario hasta podría apoyar al chofer en el aspecto legal.

Por otro lado, si un usuario llegase a olvidar algo, él cuenta con la garantía que le será devuelto. Incluso me comentaron que Uber actualmente es usado por las empresas como servicio de mensajería.

Por lo tanto, el que los choferes deban aprobar exámenes a nivel de confianza, psicométricos, conocimiento de la ciudad y que comprueben que no usan estupefacientes, resulta un aliciente para que los usuarios se sientan más seguros al momento de utilizar este servicio.

En la megamarcha de taxistas del 25 de mayo los choferes tuvieron servicios constantes durante todo el día gracias a que la empresa ofreció servicios gratis provocando que la descarga de la aplicación creciera en un 800%.

De los servicios de Uber, los choferes coinciden que en lugar de perjudicarles las manifestaciones de los taxistas les han beneficiados, ya que incluso el número de usuarios ha crecido gracias al ruido que ellos han generado.

De hecho, algunos de los choferes que hoy están en Uber algún día fueron taxistas (particulares y de sitio) y se dicen satisfechos porque no deben cubrir con aportaciones diarias a sus dirigentes o asistir a marchas o eventos para que mantengan su permiso.

¿Qué podemos concluir?

Transporte Publico

Si algo se ha comprobado es que el servicio de transporte en manos de los dirigentes gubernamentales puede ser un riesgo para la población, ya que poco se piensa en mejorarlo y sólo se busca ponerle trabas e impuestos a favor de recortarle en mayor medida sus ingresos a quienes apuestan por este servicio.

Y esto a su vez ha provocado que los propietarios del transporte cuenten cada día con menos presupuesto para invertir en sus unidades, y tengan que verse tentados en realizar prácticas nada leales como la manipulación de tarifa.

Uber y Cabify, en conjunto, han permitido que se auto emplearan más de 500 choferes en la ciudad de México, y a su vez han generado cientos de empleos por los servicios relacionados al mantenimiento de las unidades.

Uber y Cabify, creo serán servicios que llegaron para quedarse, y como muchos usuarios soy uno de los que se siente satisfecho de la experiencia que ellos entregan. Pero hay que reconocer que el mercado que estas empresas buscan atacar, es muy diferente al del taxi tradicional, aunque sí, los Taxi de sitio deben preocuparse, pero podrían llegar a un punto de acuerdo si en favor de la competencia todos mejoran su servicio.

El primer paso en la ciudad de México está dado para regular el servicio de Ubery Cabify pero espero que las entidades regulatorias y líderes de las agrupaciones de taxistas también piensen en favor de quienes ya apostaron por ellos y eviten imponerles precios altos en los permisos, consesiones y regulaciones que son sometidos cada año.

Y para concluir, Uber y Cabify ofrecen un servicio de calidad, sin embargo, no está excento de ofrecerte un servicio similar al que encontramos en un taxi tradicional ya que todos somos humanos y un día se nos puede hacer fácil el cruzarnos el carril del metrobus (experiencia propia con un chofer de Uber). Pero la posibilidad de reportar este tipo de acciones y que haya alguien intermedio que realiza una revisión sistemática de lo que ocurre en Uber permite que el usuario se sienta satisfecho.

Nosotros, por otro lado, tenemos que aprender a utilizar este tipo de servicio, porque nunca falta el que por ahorrarse unos pesos sube a más de cinco pasajeros a una unidad, y el chofer de taxi por no perder el viaje se arriesga a que su unidad se dañe, mientras que Uber ha sabido inculcar correctamente a sus choferes el cuidado de su unidad y lo peligroso que puede resultar el subir a más pasajeros en un sólo viaje.

Porque al final de cuentas hay que recordar que un servicio público está pensado en apoyar al usuario, y no al contrario, que se creía que el servicio público hacia un favor al usuario.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos