Publicidad

Uber en México; la competencia a taxistas mexicanos ha llegado

Uber en México; la competencia a taxistas mexicanos ha llegado
34 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los smartphones han alterado para siempre la forma en que los humanos interactuamos y llevamos a cabo muchas acciones cotidianas. Pero también están alterando el modelo de negocio para algunos servicios públicos tradicionales y el transporte en taxi es uno de ellos.

¿Quién está provocando la revolución de este servicio? Uber y su modelo de quien tenga un automóvil puede ser taxista.

Tanto gobiernos locales como empresas de todo el mundo han desarrollado apps para facilitarle la vida a los usuarios del transporte público. De esta forma hay apps que te indican la mejor ruta y tiempos para llegar a un destino determinado tomando cualquier tipo de transporte o una mezcla de ellos. Otras te indican si en determinada estación hay bicis que puedas utilizar. Unas más te indican que ruta de transporte público es la más cercana a tu ubicación.

En cuanto al servicio de taxis ya existen varias apps al respecto y ya no es niguna sorpresa ver en ciudades mexicanas a taxis con sus smartphones pegados al parabrisas recibiendo órdenes de servicio. Algunas apps famosas en el país son Yaxi, Taxibeat, Easy Taxi y Cabify, la cual se especializa en el servicio ejecutivo.

Estas apps no son rompedoras del modelo de taxi tradicional pues sus desarrolladores hacen convenios con las empresas de taxis para que se registren en su app y brinden el servicio a través de ella. En pocas palabras, estas apps son únicamente un vínculo entre el oferente tradicional y el demandante del servicio, pero eficientando ubicaciones y tiempos para ambos actores; el oferente siempre quiere estar ocupado y el demandante llegar rápido y al mejor costo a su destino.

Uber y la revolución del transporte en taxi

Pero el concepto de Uber es otro boleto. Fundada en apenas 2009 Uber busca conectar a conductores de automóviles con demandantes de transporte. Así de simple. Con Uber todos podemos ser taxistas si nos registramos en su página web y pasamos el test correspondiente. Con Uber no necesitamos una licencia de taxista que llega a costar decenas de miles de pesos para brindar el servicio de transporte. Con Uber puedes elegir el automóvil que desees (con su respectivo costo) para que te transporte. Con Uber te puedes hacer de ingresos extras si tienes un automóvil.

uber_2.jpg

Con este modelo de transporte (y de negocio) Uber camina por una línea muy delgada de la legalidad e incluso se pudiera decir que se aprovecha de lagunas legales, lo cual no es ilegal, aunque con ello atrae la mirada de reguladores y políticos para eliminarlas. Recordemos que en cualquier país el gremio de taxistas económica, social y políticamente es muy poderoso y los gobiernos la piensan dos veces antes de aplicar políticas que les alteren su estatus quo.

De aquí que ante la amenaza de Uber, taxistas han organizado recientemente protestas en prácticamente toda Europa, quienes naturalmente ven amenazado su negocio, y han provocado que gobiernos actúen por ahora de manera temporal. En España, por ejemplo, la operación de su servicio UberPOP, en el que cualquiera puede ser “taxista”, ha sido suspendido.

Aún con los riesgos que significa este nuevo modelo de negocio, Uber ha tenido tanto éxito que actualmente opera ya en 128 ciudades de 38 países y su valor en mercado es de 17 mil millones de dólares.

Muchas ventajas tiene Uber como por ejemplo minimiza el uso del automóvil (impacto ambiental), contribuye a reducir tráfico, reduce tiempos de espera por el servicio de traslado, reduce costos de traslado, reduce riesgos (conductores y usuarios no intercambian dinero pues el pago se hace con la tarjeta de crédito del segundo), entre otros.

Obvio tiene desventajas; si los controles de registro se relajan puede generar inseguridad económica y física para los usuarios y, una importante por ahora, es que pone en jaque (y desventaja) a los cientos de miles de taxistas en el mundo, quienes han tenido que hacer inversiones y capacitaciones para dar el servicio respectivo. Otra desventaja es el control laxo en el pago de impuestos de quienes brindan servicio de transporte con Uber.

Uber en México

En México Uber opera por el momento en México DF, Guadalajara y Tijuana ¿porqué no avanza más rápido en su crecimiento? Seguro por el modelo de negocio y la novedad del servicio pero agrego una y que es netamente empírica; la escasa “tecnologicación” y bancarización de los usuarios de taxis. Me explico; en Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón el uso del taxi se da mayormente en clases medias y media-alta y que por lo tanto poseen tarjeta de crédito y un smartphone.

En México el uso del taxi se da mayormente en clases media-baja y baja, con muy limitado acceso a tarjeta de crédito y smartphone. En ello tiene que ver también el aspecto social y cultural de privilegiar el uso del automóvil por el transporte público, que ciertamente tiene muchas deficiencias.

taxi.jpg

Pero este contexto es temporal debido a la masificación de la tecnología y la bancarización, así como al creciente tráfico de las ciudades mexicanas. Por ello más temprano que tarde los taxistas tradicionales mexicanos comenzarán a sentir los efectos de Uber, sino es que antes es regulado con puntualidad por los gobiernos locales mexicanos (quienes regulan el servicio de transporte público) para que compita en “igualdad de condiciones” a la de los taxistas.

Uber quiere crecer en México tal como lo hace en otros países. Una prueba de ello son las ofertas de empleo que hay para laborar en la empresa. Su crecimiento sin duda se irá dando de la mano de la demanda de los usuarios y, en algún momento, de la tolerancia o acuerdo que llegue con los taxistas y otras empresas de servicio de transporte no masivo, así como con los gobiernos locales.

Conclusión

México y el mundo no pueden mantener el modelo de transporte que actualmente predomina; automóvil con un viajero (conductor). De aquí que Uber y otras iniciativas similares como Blablacar (compartir costos de viaje en automóvil) son más que bienvenidos.

Uber es un perfecto ejemplo de la innovación, y no debemos detenerlo, pero debemos también diseñar mecanismos que generen una solución a quienes se verán afectados por ella. En este caso los taxistas. En otras palabras, que haya terreno parejo para todos y este no es un escenario fácil de construir. Pero es responsabilidad y obligación del gobierno construirlo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios