Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Drones para estudios arqueológicos? La UNAM los utiliza

¿Drones para estudios arqueológicos? La UNAM los utiliza
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Huitzillin (colibrí en náhuatl) es el nombre del dron que la doctora Geneviève Lucet de la UNAM está utilizando para sus exploraciones arqueológicas. Este Vehículo Aéreo No Tripulado (VANT), está equipado con una cámara fotográfica y actualmente es el encargado de hacer levantamiento topográfico y recolección de datos para el estudio de sitios arqueológicos.

Sus excursiones duran en promedio 15 minutos, su costo fue de 10mil dólares, su velocidad 25 metros por segundo en vuelo horizontal y 5 metros por segundo en vuelo vertical.

Al no requerir un piloto y ser manejado a control remoto, posee un sistema GPS para facilitar su navegación, también puede cargar hasta 5 kilos y recibe órdenes desde un control remoto, o bien una computadora hasta a un kilómetro de distancia.

Huitzillin hasta ahora ha sobrevolado Cacaxtla y Teotihuacán, como vuelos preliminares, pues a la Dra. Lucet le gustaría explorar con él otros sitios arqueológicos.

Fotogrametría aérea

Es una técnica que se utiliza para a partir de fotografías, determinar la geografía y el espacio en el que se ubica una estructura arqueológica. Los avances tecnológicos han permitido que las distorsiones de imagen sean corregidas mucho más fácilmente y además los cálculos se han simplificado y acelerado.

La fotogrametría tiene un proceso que comienza con el diseño de una ruta de vuelo precisando dirección, altitud y velocidad, el segundo paso es el montaje del equipo in situ y a volar Huitzillin, mientras vuela, va enviando información a la computadora que lo controla.

Mientras está en el aire, el tercer paso es hacer fotografías respetando los parámetros establecidos en el sentido de cuántos metros o centímetros cubrirá cada pixel y cada cuántos segundos se hará una imagen.

El cuarto paso es hacer un proceso previo de las imágenes, localizando los puntos comunes a través de un software, se corrige la deformación óptica para obtener una imagen de altísima resolución que nos da mediciones exactas y es la base para elaborar planos.

El pasado prehispánico de México es sin duda fascinante, y a través del trabajo de la Dra. Lucet y su equipo, podremos conocer más a fondo cómo le hacían los arquitectos de aquel entonces para edificar construcciones que aún hoy en día, nos dejan boquiabiertos.

Vía | El Universal

En Xataka México | Importante hallazgo bajo el templo de Quetzalcóatl en Teotihuacán

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos