Compartir
Publicidad
Publicidad

En cueva submarina de Quintana Roo, descubren nueva especie de perezoso gigante

En cueva submarina de Quintana Roo, descubren nueva especie de perezoso gigante
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puerto Morelos, un pequeño pueblo de pescadores al norte de Quintana Roo fue el último hogar de un perezoso gigante, y probablemente mientras las aguas del Caribe Mexicano aún no llenaban las cuevas de la península de Yucatán, "Pote" cayó en una de esas cuevas profundas donde encontró su último viaje al inframundo maya.

De hecho, su nombre científico es Xibalbaonyx oviceps tiene que ver con el inframundo (Xibalbá), sus garras (onyx) y su cráneo que parece un huevo (ovum), "Pote" fue descubierto en 2010 por Vicente Fito en el cenote Zapote que es parte de "La ruta de los Cenotes" de Puerto Morelos.

Pote 2

Se han recuperado hasta ahora el cráneo, la mandíbula, nueve vértebras, tres huesos largos, tres costillas y siete garras, la misión estuvo a cargo de Carmen Rojas Sandoval del Centro INAH Quintana Roo, aún quedan otros restos óseos de este perezoso pero será hasta el año 2018 cuando se recolecten. Los huesos recolectados permiten determinar que "Pote" pertenece a un nuevo género y especie, de hecho se clasifica de la siguiente manera:

Superorden

Xenarthra

Orden

Pilosa

Superfamilia

Megatherioidea

Familia

Megalonychidae

Género

Xibalbaonyx

Especie

oviceps

Su descripción fue publicada el 22 de mayo de 2017 en la revista Paläontologische Zeitschrift, los autores del estudio fueron: Sarah R. Stinnesbeck, Eberhard Frey, Jerónimo Avilés, Wolfgang, Stinnesbeck, Patrick Zell, Heinrich Mallison, Arturo H. González, Eugenio Aceves, Adriana Velázquez, Alejandro Terrazas, Martha E. Benavente, Fabio Hering y Carmen Rojas y el nombre del artículo científico es: “Xibalbaonyx oviceps, a new megalonychid ground sloth (Folivora, Xenarthra) from the Late Pleistocene of the Yucatán Peninsula, Mexico, and its paleobiogeographic significance”

Pote 3

La deshidratación de los huesos para su conservación tardó dos años, ya que en un inicio tuvieron que extraerse del agua original del cenote y cambiarla por agua destilada paulatinamente, en abril de 2015 se empezó una lenta deshidratación en condiciones controladas. De acuerdo a las dataciones de carbono 14 hecha por Aceleración de Espectrometría de Masas en el Laboratorio de Espectrometrí de la UNAM, su antigüedad oscila entre 10647 y 10305 A. C.

El esqueleto se halló a una profundidad de entre 50 y 55 metros, lo cual hace creer que el cenote estaba seco o con muy poca agua cuando "Pote" cayó, ya que la parte más profunda del cenote comenzó a llenarse de agua hace unos diez mil años como parte del aumento de nivel del mar Caribe. Pero "Pote" no es el único, ya que se han registrado al menos 14 individuos más en once cuevas.

Pote 5

Los perezosos gigantes deambulaban por Sudamérica, desde ahí se trasladaron hacia América del Norte hace unos nueve millones de años, se desplazaban a nado por las Antillas y la vía marítima Panameña. Aún falta mucho por descubrir acerca de las relaciones entre los perezosos gigantes del norte y del sur, lo que sí sabemos es que por su posición privilegiada a medio camino entre el norte y el sur, en México están la mayor parte de los fósiles que migraron, ya que en nuestra tierra se encuentra el mayor corredor entre los dos continentes que ahora son solo uno y se llama América.

Ahora falta rescatar el resto de los huesos de este perezoso gigante para poder completar el esqueleto y poderlo "presumir" en las salas de exhibición de fauna prehistórica en los museos del país.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos