Compartir
Publicidad
Publicidad

Los Drones para reparto de Google, pronto serán una realidad

Los Drones para reparto de Google, pronto serán una realidad
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Google tiene ya rato trabajando en vehículos aéreos capaces de convertirse en su nueva forma de reparto.

El proyecto está actualmente en desarrollo en Google X, el brazo "clandestino" de investigación tecnológica de la compañía al que le debemos el coche sin piloto de la marca.

Project Wing que así se llama este proyecto secreto, lleva dos años de trabajo pero se había mantenido oculto, ya que el objetivo a largo plazo de los de Mountain View, es que sus drones puedan ser útiles en zonas de desastre para llevar ayuda a lugares aislados.

Podrían ser muy útiles después de terremotos, inundaciones o eventos de clima extremo, para llevar objetos pequeños como baterías o medicamentos a las personas en las áreas afectadas a las que no puedan llegar los vehículos convencionales.

Pruebas en Australia

Este vehículo volador no tripulado (drone) fue concebido como una manera de hacer llegar kits de desfibrilación a personas bajo sospecha de estar teniendo un ataque cardíaco, la idea es que los drones podrían llegar mucho más rápido que una ambulancia. En palabras de Dave Voss, líder de Project Wing:

Cuando tienes una herramienta como esta, puedes realmente permitir a los operadores de los servicios de emergencia añadir una nueva dimensión al conjunto de herramientas y soluciones que ya poseen.
6c6ba756b.jpg

Los prototipos han sido probados con éxito al llevar paquetes en Queensland Australia, de una propiedad a otra vecina.

Este país de Oceanía fue elegido porque las reglas para controlar los drones aún no son tan inflexibles como en otros países.

Modo dual

Las aeronaves de Project Wing tienen una envergadura de 1.5 metros, y cuentan con 4 propelas impulsadas por electricidad, el peso total de cada nave junto con el paquete que debe llevar es de 10 kilos, de los cuales 8.5 pertenecen al drone.

Esta pequeña máquina blanca, tiene un diseño de ala integrada, en la cual todo el cuerpo ayuda para elevarse. Además se conoce como "tail sitter", porque cuando está en tierra tiene las propelas hacia arriba, y desde ahí pasa a un patrón de vuelo horizontal.

Esto le confiere un modo dual de operación, como avión y como helicóptero, puede despegar y aterrizar sin una carrera, y puede mantener su posición sin problemas, también tiene la capacidad de volar rápida y eficientemente, permitiéndole cubrir grandes distancias.

Funcionan de una manera muy curiosa, se les programa el destino y ellos vuelan literalmente "a su aire". Esto difiere de los drones de uso militar que son controlados remotamente por un piloto desde tierra.

Eventualmente Google podría utilizarlos también para repartir las compras de los consumidores a domicilio, algo que Amazon ya lleva tiempo intentando hacer, y para lo cual ha solicitado ya autorización de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos.

Vía | BBC

En Xataka México | Los drones repartidores de Amazon más cerca de la realidad, solicitan realizar pruebas en sus instalaciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos