Compartir
Publicidad

Los mayas sufrieron sequías severas; ¿causa de su extinción?

Los mayas sufrieron sequías severas; ¿causa de su extinción?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que más me llamaba la atención mientras viví en la Península de Yucatán, es que no se conocía la causa por la cual la civilización maya se había extinguido, se fueron silenciosamente, dejando solo un misterio no resuelto acerca del por qué de su desaparicion de la faz de la tierra.

Sabemos que migraron hacia el norte alrededor del año 800 d.C. y la teoría que prevalecía hasta entonces es que la sequía los había forzado a dejar sus tierras. Sin embargo, nuevos hallazgos empiezan a confirmar dichas teorías. Científicos han estado tomando muestras de minerales de un cenote para descubrir y tratar de entender qué pasó con los mayas. La sequía pudo ser bastante peor de lo que se imaginaba.

Los minerales extraídos del Gran Agujero Azul en Belice, muestran que una sequía bastante severa azotó la región entre los años 800 y 900 de nuestra era, el mismo tiempo que tomó a la civilización maya para desaparecer.

La sequía empezó por acabar con los cultivos, poniendo una gran carga sobre los hombros de quienes estaban comprometidos con la alimentación, durante ese tiempo, de acuerdo con los sedimentos en lagos y cuevas tierra adentro, sugieren que las lluvias dismimuyeron en un 40% en el área que habitaban los mayas.

El Gran Agujero Azul tiene trazas de titanio y aluminio, que con las lluvias y las descargas de ríos y corrientes subterráneas, llenan la laguna, los sedimentos se asientan y crean una línea de tiempo de la actividad lluviosa.

Con las lluvias, la piedra volcánica es más húmeda y rezuma titanio, de ahí que al comparar el titanio con el aluminio presente en los sedimentos, se dieron cuenta que en el transcurso de la historia hubo varias sequías.

Los estudios también mostraron que las temporadas ciclónicas fueron menores entre el año 800 y el 1000 d.C., lo cual ayudó a que los mayas tomaran la decisión de migrar hacia el norte del territorio beliceño, hacia nuestras tierras mexicanas, el resto, como dicen, es historia.

La sequía pudo acabar con los mayas, pero no con su legado. Sus edificios siguen en pie, a veces cubiertos de selva esperando ser descubiertos, a veces en todo su esplendor para que nosotros podamos contemplar el mundo desde su perspectiva.

Vía | Slashgear

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos