Compartir
Publicidad

Los chips Intel fabricados en los últimos 10 años tendrían un grave fallo de seguridad, la solución limitaría su potencia

Los chips Intel fabricados en los últimos 10 años tendrían un grave fallo de seguridad, la solución limitaría su potencia
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Inicio de año intenso para Intel. El mayor fabricante de procesadores para equipos de cómputo se ha envuelto en una intensa polémica al descubrirse que habría un enorme fallo de diseño que comprometería la seguridad de todos sus chips fabricados en la última década, según el reporte de The Register.

Este fallo afecta tanto a Windows, macOS y Linux, y básicamente permite el acceso de casi cualquier aplicación a la memoria Kernel sin necesidad de contar con el permiso específico para acceder al núcleo del sistema operativo. Es decir, en el peor de los casos, una aplicación maliciosa podría acceder a la información contenida en dicha memoria y eso es malo, pues ahí se almacenan los datos como contraseñas y credenciales de acceso de distintos tipos.

Los detalles completos del fallo son desconocidos y no se sabe cuándo podrían ser dados a conocer por Intel

Además de la fuga de información, lo peor del caso es que la solución no es tan sencilla como una actualización. Ya que el fallo es de hardware, en el diseño de las arquitecturas x86-x64, se requiere parches que sobre escriban el sistema operativo. Es eso, o que los usuarios se hagan con un nuevo chip libre de este fallo.

Entre 5% y 30% menos potencia

Intel Chip Seguridad

La solución parece estar en camino. Diversos desarrolladores están trabajando a marchas forzadas para parchar los sistemas operativos y proteger a los usuarios, lo cual apunta a que en verdad es una situación grave. Sin embargo, los detalles completos del fallo, el por qué y su alcance, son desconocidos, y no se sabe si Intel los hará públicos.

Regresando al tema de la solución, el parche debe sobre escribir el sistema operativo para separar por completo todos sus procesos del Kernel. Esto resultaría en un mayor esfuerzo por parte del sistema para llevar a cabo las tareas que normalmente se realizan, debido a la protección extra del núcleo.

Entonces, esto repercutiría en una disminución de potencia de entre el 5% y 30%, dependiendo de la tarea solicitada y el modelo del procesador. Sin embargo, se prevé que conforme se vayan lanzando parches, esta limitante de poder podría disminuir de manera importante o bien desaparecer.

Se espera que tanto Microsoft como Apple lancen estos parches necesarios en próximas semanas. Mientras tanto, la comunidad de usuarios de Linux ya ha lanzado un parche que soluciona la situación. Intel se ha mantenido en total silencio respecto al tema, pero con la cercanía del CES y la importante keynote programada de su CEO, Brian Krzanich, es de esperar que se mencione el tema.

Imagen | Graphicc

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos