Compartir
Publicidad

Una laguna de la selva Lacandona se secó en 15 días, y aunque el fenómeno es normal, la sequía en Chiapas no tiene precedentes

Una laguna de la selva Lacandona se secó en 15 días, y aunque el fenómeno es normal, la sequía en Chiapas no tiene precedentes
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Metzabok es un sistema de lagunas ampliamente difundidas para ecoturismo dentro de la Selva Lacandona puesto que es un Área Natural de Protección de Flora y Fauna y pertenece a la Red Mundial de Reservas de la Biósfera de la Unesco. Ahora, destaca en Twitter fotografías de turistas que, acudiendo a una de sus 21 lagunas, se han encontrado con un terreno prácticamente desértico, sin registro de flora y fauna.

Sequia 1

Lo que antes era una laguna de aproximadamente 20 hectáreas, ahora luce como un páramo desértico. Todo habría pasado en un periodo no mayor a 15 días, mismo que los pobladores aprovecharon para mudar las especies del lugar, a otros lagos, y aunque por las fotografías el sitio considerado sagrado por la cultura Maya no provee de mucha esperanza, de acuerdo a un guía de turistas local, el fenómeno se observa cada año.

Entrevistado por La Jornada, Heriberto Valenzuela, guía de turistas y poblador local de Ocosingo dijo que los lagos se secan periódicamente ante la falta de lluvias.

Las imágenes son reales, pero son lagunas que normalmente se secan; llegaron personas que tomaron fotografías y se impresionaron porque no habían visto que se secará esa laguna, pero se seca en estas épocas que no llueve mucho

Heriberto Valenzuela

Valenzuela asegura que toda el área es de 3,368 hectáreas, en donde la laguna Tzibalá es la más grande del sistema. De hecho, dice que aquella no se ha secado nunca, por lo que de hacerlo "sería algo raro" que "los abuelos nunca han visto".

Más allá de las observaciones de Valenzuela, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (conanp) ha confirmado que emprenderá un análisis para conocer la causa del descenso de agua, en especial, puesto que, aunque el proceso es normal, la laguna de 20 hectáreas que se difunde en redes como totalmente seca, no tiene antecedentes similares.

Que la Selva Lacandona atraviesa por momentos complejos en cuanto a abasto de agua no es un secreto. Reforma reporta que el Servicio Metereológico Nacional ya daba cuenta de las bajas precipitaciones desde su publicación del 8 de julio. El déficit de lluvia es una constante que se repite por cuarto año consecutivo, en este 2019.

A decir de Adrián Mendez Barrera, funcionario de la Conanp, aunque el fenómeno se presenta desde hace 70 años, pero el de este es uno sin precedentes puesto que las bajas precipitaciones de los últimos cuatro años ha causado un déficit del 30%.

Este además sería el inicio de un proceso de sequía para otros lagos, considerando que el lago Nahá Ocotalito está conectado a Metzabok. En caso de que se detecte el descenso de nivel de otros lagos, la Conanp seguirá colaborando en mudar especies a lagos circunvecinos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio