Publicidad

AMLO une fuerzas con Microsoft: la empresa crearía tres universidades en México, la única condición es que quede listo es el T-MEC

AMLO une fuerzas con Microsoft: la empresa crearía tres universidades en México, la única condición es que quede listo es el T-MEC
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

La relación del presidente López Obrador con empresas ha sido ambivalente.

A unos meses de que AMLO extendiera una invitación a Mark Zuckerberg para que Facebook colaborara con programas para cerrar la brecha digital y llevar internet a zonas rurales (invitación que hasta el momento no se ha consolidado en un proyecto sólido), López Obrador se ha reunido, por segunda ocasión con ejecutivos de Microsoft, con la intención de generar un programa contra corrupción, y en vías para afianzar un plan que incluye tres universidades con inversión de la trasnacional tecnológica.

La idea no es del todo nueva. A mediados de octubre el presidente se reunió con con Brad Smith presidente de Microsoft y Enrique Perezyera director general de Microsoft México, de donde surgió el plan para ambos proyectos.

De ninguno se han dado a conocer detalles como la posible aplicación del software contra corrupción (si sería un software que deberían implementar todas las instancias gubernamentales), la naturaleza de los planes escolares de las universidades, ni mucho menos posibles presupuestos. El tema, es que incluso antes de todo ello, el primer requisito para formalizar la alianza es la entrada en vigor del T-MEC.

El prometido nuevo tratado de libre comercio

Hoy mismo, en la entrega de Premios Nacionales de Arquitectura e Ingeniería, AMLO se ha mostrado optimista en torno a la aprobación del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, conocido por sus siglas como T-MEC.

Microsoft

"Hay muchas posibilidades de que se apruebe en Estados Unidos el Tratado de Libre Comercio, lo cual va a servir para impulsar la economía de las tres naciones" dijo el presidente en su discurso. El pendiente en México para que el Tratado siguiera su ruta legal hacia su entrada en vigor era una reforma laboral para igualar condiciones de trabajadores nacionales respecto a estadounidenses. La Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral fue aprobada la semana pasada.

Pero aún falta que el T-MEC sea revisado por congresistas estadounidenses, en donde a lo largo del segundo semestre, se ha convertido en tema central de cabildeo entre demócratas y republicanos, situación que no ha hecho más que tensarse ante el posible juicio político del presidente, Donald Trump.

Aún con la negociación en vías de desarrollo, la presidenta de la Cámara de Representantes en Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha dicho que la aprobación del T-MEC podría ser "inminente". Si tuviera razón, eso querría decir que antes del 12 de diciembre el T-MEC sería ratificado, pues se trata del último día de votaciones en el congreso antes de que se paren actividades por fin de año.

En la nueva reunión participaron el presidente de ventas globales, marketing y operaciones de Microsoft, Philippe Courtois; el presidente de Microsoft Latinoamérica César Cernuda; el presidente de Microsoft Asia, Ralph Haupter; el presidente de Microsoft Estados Unidos, Kate Johnson; el coordinador de Estrategia Digital Nacional, Emiliano Calderón Mercado; y el director general de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, Raymundo Artis.

Aunque el T-MEC ha sido materia de debate y discusiones principalmente en Estados Unidos, también resta Canadá. El parlamento canadiense no aprobará el T-MEC hasta que Estados Unidos haga lo propio. En Canadá han tenido las manos bastante ocupadas con una elección realizada el 21 de octubre en donde Justin Trudeau consiguió su reeleción.

Cuando todos los congresos hayan ratificado el acuerdo, el T-MEC entrará en vigor 90 días después.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir