Elon Musk no está conforme con los datos que Twitter le dio sobre bots, así que ahora la red le dio acceso a datos en tiempo real de su API

Elon Musk no está conforme con los datos que Twitter le dio sobre bots, así que ahora la red le dio acceso a datos en tiempo real de su API
3 Comentarios

Parece que Twitter está decidido a hacer todo lo posible para que la compra de Musk suceda y, si es posible, que ocurra al precio original que el magnate se comprometió, de 54 dólares por acción. Twitter sí dio una base de datos históricos al equipo de Musk para que este pudiera corroborar por sus propios métodos la cantidad de bots en la red, según supo Insider por fuentes familiarizadas con el tema. 

Pero, como Musk sigue sin estar convencido, ahora Twitter le dará acceso libre a su API y a datos en tiempo real de la red social. 

El problema es uno conocido: Musk ha dicho que el proceso de compra no avanzará sino hasta que tenga claridad sobre qué tan grande es el problema de bots al interior de la red, algo que, dice, ni el propio Twitter tiene conocimiento claro. La información que ahora le será permitida es la de la API que tuvo una reconfiguración apenas en 2020 para dar más opciones a desarrolladores.

La API permite analizar conversaciones pasadas, medir en tiempo real el rendimientos de tuits y hacer consultas y búsquedas en todo el historial de conversaciones que hayan ocurrido alguna vez dentro de la red social.

La decisión podría ser la última arma de Twitter para que Musk no acuse a la empresa de no dar todos los datos necesarios, previo a la adquisición. Si la empresa no cumpliera con todas las solicitudes de información, entonces Musk tendría herramientas para renegociar el precio, según Insider.

Twitter

Mientras tanto, la junta de Twitter ha aprobado la compra y ya ha recomendado a accionistas que den visto bueno a la adquisición. La reunión de accionistas ocurrirá en algún momento entre julio y agosto, de manera que Musk tendrá todavía varias semanas para analizar los datos que le ha dado Twitter, generar nuevas solicitudes de información o incluso tomar nuevas medidas para renegociar el acuerdo.

Imagen de portada | Esther Vargas

Temas
Inicio