Elon Musk obliga a empleados de Tesla a regresar a oficina y sale mal: no hay suficientes escritorios y el internet apesta, según reporte

Elon Musk obliga a empleados de Tesla a regresar a oficina y sale mal: no hay suficientes escritorios y el internet apesta, según reporte
1 Comentario

Para Elon Musk el home office no es opción y obligó a los trabajadores de Tesla a regresar a oficina. Sin embargo, el regreso al trabajo presencial no salió bien, según un reporte de The Information, y los empleados han experimentado varios problemas.

Los empleados de Tesla en la fábrica de Fremont, California, encontraron en su regreso a oficinas escasez de lugares para estacionarse, falta de escritorios para sentarse y conexión WiFi deficiente, según retoma The Verge del reporta original.

Todo esto sucede tan solo unas semanas de que Musk dijera tener un "super mal presentimiento" y declarar intenciones de despedir al 10% de empleados de Tesla. Teniendo en cuenta que en 2021 se reportaron casi 100,000 empleados en todo Tesla, este despido masivo significaría un recorte de alrededor de 10,000 trabajadores.

Sin lugar para trabajar, y de vuelta a casa

Empleados de Tesla dijeron a The Information que aquellos que condujeron hasta la fábrica de Fremont tuvieron dificultades para encontrar un lugar de estacionamiento, y por eso algunos optaron por dejar su auto en la estación de transporte más cercana y usar el servicio de traslado de Tesla para llegar a la fábrica.

Pero este fue tan solo el inicio de los problemas. Dentro de la oficina, muchos empleados de Tesla no tenían un escritorio para sentarse, ya que parte del espacio de las oficinas fue reutilizado durante la pandemia, y encima de todo, la compañía no tomó en cuenta el crecimiento del equipo.

Tesla Recorte Personal 10 Por Ciento Elon Musk Mal Presentimiento Economia

Según The Information, la situación de los escritorio era tan mala en Tesla que algunos gerentes dieron la orden a algunos empleados de trabajar desde casa, lo que desde el principio se quería evitar.

Aún así, aquellos empleados que lograron encontrar un lugar para sentarse no pudieron trabajar, pues la señal wifi era tan débil que era imposible trabajar. En definitiva, el regreso a la oficina de Tesla salió todo mal. 

Musk ha estado en la polémica últimamente (más de lo normal) debido a varias causas: fue demandado por promover el Dogecoin, criticado por despedir empleados de SpaceX que se quejaron de su comportamiento en Twitter, y en menor medida por decir que México está entre las opciones para abrir una fábrica de Tesla. Hablando de Twitter, la compra no avanza por el tema de los bots, y ahora todo mal con el regreso a oficina de Tesla.

Todo parece indicar que Elon Musk nunca se aburre. 

Temas
Inicio