Era abogado de Apple y accedió informes de ingresos, así que usó esa información privilegiada para ganar 600,000 dólares en la bolsa

Era abogado de Apple y accedió informes de ingresos, así que usó esa información privilegiada para ganar 600,000 dólares en la bolsa
1 Comentario

No es inusual que las cotizaciones en bolsa y movimientos relacionados con una gran empresa sean pausados ante la prospectiva de conocer cuáles fueron sus resultados trimestrales. La información privilegiada puede hacer ganar mucho dinero a quienes tienen acceso a la información que se clasifica como privilegiada, y tomar decisiones en bolsa con información que no es de conocimiento público es un delito grave.

Ese es el que cometió el ex-abogado de Apple Gene Levoff, que de 2011 a 2016 utilizó información de borradores de reportes de ganancias trimestrales para sus operaciones personales en bolsa. En ese periodo, Levoff habría utilizado información privilegiada para resultar, entre ingresos generados y pérdidas evitadas, en 604,000 dólares a su favor.

Ahora, Levoff se ha admitido como culpable de los cargos.

Cómo operaba Levoff

El esquema es muy sencillo. Al tener información privilegiada, Levoff sabía cuando los resultados trimestrales entusiasmarían al mercado, de manera que previo a que la información se hiciera pública, compraba grandes cantidades de acciones de Apple y, una vez que el mercado respondía a los números positivos con una mayor demanda y subiendo el precio de las acciones, Levoff vendía. En caso contrario, previo a que la información fuera liberada, Levoff vendía sus acciones de Apple para evadir las pérdidas.

Levoff fue despedido de Apple en 2018 y solo cinco meses después se le asignaron cargos por uso de información privilegiada.

Ahora que Levoff ha sido declarado culpable, todavía hace falta conocer la sentencia. Cada cargo que enfrenta tiene una pena máxima de 20 años y Levoff cuenta con seis de ellos. La sentencia final será dada a conocer el 10 de noviembre, pero a decir de Bloomberg, dado que se trata de cargos federales, sería muy raro que se le imputen penas máximas.

Imagen de portada | Dick Thomas Johnson

Temas
Inicio