Compartir
Publicidad
Lo de Tlahuelilpan pudo haber iniciado solo por energía estática: este es el por qué nunca debemos frotar telas en una gasolinera
Energía

Lo de Tlahuelilpan pudo haber iniciado solo por energía estática: este es el por qué nunca debemos frotar telas en una gasolinera

Publicidad
Publicidad
ACTUALIZACIÓN 19/01/19 a las 18:58pm:

El fiscal general, Gertz Manero, ha proporcionado información preeliminar sobre el elemento que desató este suceso, en una explicación que concuerda con la descripción hecha en este texto. "En el momento del siniestro ese ducto estaba cargado con gasolina de muy alto octanaje. Eso genera una serie de gases de una gran letalidad, y por tal razón en el momento que eso se da y las personas empiezan a acercarse y a moverse de una manera multitudinaria alrededor de ese zona, que estaba cargada de gases. Muchas de las personas usan ropa de contenido sintético, que tiene también la posibilidad de generar reaciones eléctricas. Ese es un principio de investigación, no es una contundencia, ni un resultado final. Ese movimiento de tantas personas en un área cargada de gases, y que además de los contenidos líquidos, pudo haber generado esa explosión".

A pocas horas de la tragedia de Tlahuelilpan, las preguntas siguen siendo más que las respuestas. Hasta ahora, se han confirmado 67 defunciones y 76 heridos. Lo que se sabe con precisión es que la fuga de gasolina se hizo presente cuando menos un par de horas antes de la explosión.

Es por la presencia de alrededor de 800 personas que estaban en el lugar para la ordeña del ducto, que López Obrador ha dicho que la explosión se trató de un acto ocasionado, aunque de momento no se ha encontrado la fuente que originó la explosión.

La reportera Joselyn Sánchez ha hecho enlaces en los que apunta la presencia de cigarros que pudieron haber ocasionado la chispa inicial. Los celulares también han sido objeto de la discusión, puesto que se asume con naturalidad que un teléfono puede ser peligroso en presencia de gasolina, como advierten los señalamientos que hay en gasolineras que recomiendan no hacer uso de un teléfono.

Pero más que un teléfono o la presencia de cigarros, ante la presencia de gasolina, la propia energía estática puede hacer el trabajo.

La química del fuego

El popular video de arriba ilustra la situación. La mujer a cuadro frota su suéter justo antes de recoger la manguera con gasolina. Al frotar las telas lo que sucede es una reacción que genera energía estática, la misma cuya descarga se siente cuando se sujeta la mano de otra persona.

La energía estática es un fenómeno por el que cargas eléctricas se acumulan en un objeto, lo que puede pasar en el cuerpo al tocar electrónicos, frotar telas con un globo, entre muchas otras cosas.

La energía estática puede generar la descarga que inicia la combustión, en donde los otros elementos son los gases que emana la gasolina, y el oxígeno en el aire que sirve a la vez como comburente. Un comburente es un componente que se encarga de oxidar otra sustancia.

De vuelta a clases de preparatoria, en la química del fuego, lo ocurrido en Tlahuelilpan más que una explosión, es una deflagración, cuyo proceso es el mismo que ocurre en los fuegos artificiales o al encender un cerillo. En todos los casos usualmente se necesita de la presencia de oxígeno para realizar el proceso de combustión. Lo demás es una mezcla de producto inflamable, y un foco de ignición.

Este es el por qué en las gasolineras los celulares no son tan peligrosos como se suele advertir: su poco voltaje les hace ser improbables fuentes de ignición. Vaya, no es normal que un celular produzca una "chispa". Al tener una batería tampoco podríamos descartarles por completo, pues si uno explota en una gasolinera, bien podría generar la reacción en cadena de una deflagración.

Sin embargo, mucho más común que ello, es la energía estática, que, siendo generada cerca de los otros dos componentes, el resultado es el mismo.

Entre las recomendaciones para eliminar la electricidad estática en el cuerpo está evitar la ropa con fibras sintéticas y tocar algún metal para descargar en él la carga eléctrica. A este último proceso se le llama "hacer tierra" y al hacerlo se evita la generación de una chispa.

Lo que pudo haber pasado en Tlahuelilpan

Ahora que sabemos los detalles de la deflagración, sabemos que lo ocurrido de Tlahuelilpan pudo haber ocurrido aún sin la presencia de cigarros o de teléfonos.

Lo preocupante es que las autoridades presentes en el espacio, no estuvieran al tanto. López Obrador ha dicho en conferencia que la instrucción era clara: evitar la confrontación con la población, primero en aras de evitar medidas coercitivas, y segundo, debido a la evidente superioridad numérica de los pobladores.

El problema es que el tiempo que no se evitó la restricción a los pobladores de estar lado a lado con el ducto con fuga, también se permitieron las condiciones para una deflagración con energía estática de por medio.

No queda más que esperar para que haya respuestas claras y evidencias contundentes para dar transparencia (y sobre todo calma), ante la tragedia de Tlahuelilpan.

Esta es una investigación de Xataka México, para la reproducción parcial o total es necesaria la atribución a Xataka México mediante un enlace directo (sin “nofollow”) a la página individual del sitio donde se publicó dicho contenido originalmente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio