Rusia bombardeó desde la Tierra uno de sus satélites y dejó más de 1,500 piezas de desechos: la NASA dice que fue "imprudente y peligroso"

Rusia bombardeó desde la Tierra uno de sus satélites y dejó más de 1,500 piezas de desechos: la NASA dice que fue "imprudente y peligroso"
1 comentario

La NASA ha condenado la prueba de armas anti satélites realizada por Rusia que potencialmente envió escombros a la órbita de la Estación Espacial Internacional. El administrador de la Agencia Bill Nelson, señaló que es "impensable" que Rusia ponga en peligro tanto a los astronautas estadounidenses como a los cosmonautas rusos.

Tras los eventos, la NASA emitió un comunicado donde se mostraban "indignados" por la acción. El senador Nelson incluso señaló que dada su "larga y legendaria historia" en el espacio, el que decidieran realizar la prueba resultaba impensable, pues pone en riesgo no solo a los astronautas estadounidenses e internacionales asociados a la ISS.

En su comunicado, Nelson también aprovechó para señalar que todas las naciones tienen la responsabilidad de prevenir la creación intencionada de desechos espaciales de los ASAT (Anti-SATellite weapons) y de fomentar un entorno espacial seguro y sostenible.

La prueba destruyó deliberadamente el satélite ruso Kosmos-1408, que había dejado de funcionar hace muchos años y generó más de 1,500 piezas de desechos orbitales rastreables, y según el Comando Espacial de Estados Unidos, cientos de miles de piezas más pequeñas. Estos fragmentos, se estarán precipitando a la Tierra a velocidades de hasta 28,000 kilómetros por hora, lo que puede representar un grave peligro de colisión.

Una nube de fragmentos en órbita para los próximos años

El nuevo campo de escombros actualmente se encuentra en una altitud variable entre 440 y 520 kilómetros, según la firma Leo L Labs, pues la energía del impacto dispersó los fragmentos tanto por encima como por debajo de la trayectoria orbital del satélite.

La ISS que se encuentra a una altitud de 420 kilómetros, está en principio por debajo del campo de escombros, pero las órbitas se cruzan eventualmente en el recorrido por la Tierra.

Aunque la nube de escombros eventualmente se dispersará, creará un tipo de caparazón alrededor de la Tierra que podría llegar a mantenerse entre 5 y 10 años antes de caer de nuevo al planeta y representará para los astronautas un riesgo cuatro veces mayor de colisión con algún objeto en órbita que antes de la prueba rusa ASAT.

La ISS cada vez en mayor riesgo

Tras conocerse la noticia del impacto, los siete miembros de la tripulación actual de la Estación Espacial, tuvieron que refugiarse dentro de la Crew Dragon de SpaceX o la cápsula Soyuz, que en estos casos actúan como botes salvavidas si la estación resulta dañada por los escombros. Tras estar más de dos horas dentro de las naves espaciales, donde la ISS realizó dos aproximaciones cerca del campo los astronautas establecieron una rutina cada 90 minutos, en la que las escotillas de la Estación se cerraban cada vez que pasaban cerca de la nube de escombros.

En su propio informe, la Roscosmos no se refirió directamente al incidente, pero señaló que "la principal prioridad ha sido y sigue siendo, garantizar la seguridad de la tripulación". Por otro lado, el Ministerio de Defensa Rusia si confirmó la prueba, pero también señaló que la ISS nunca estuvo en peligro, pues los fragmentos "no representaron ni representarán" una amenaza para estaciones, naves y actividades espaciales.

Esto no es totalmente cierto, puesto que el país no puede predecir la forma en que se comportará el campo de escombros ni la forma en que afectará la seguridad de la órbita terrestre baja en las próximas décadas y años.

Hasta ahora cuatro países han realizado pruebas ASAT: Estados Unidos, Rusia, China e India, donde hasta ahora, la más conocida era la realizada por el país asiático en 2007, que terminó por producir más de 2,000 fragmentos en órbita y llevó a que la ISS realizara una maniobra de emergencia la semana pasada, acciones que serán cada vez más comunes con este nuevo evento y en la medida en que continúen las pruebas.

Temas
Inicio