Publicidad

Carlos Santamaría estudia química en la UNAM y solo tiene 9 años

Carlos Santamaría estudia química en la UNAM y solo tiene 9 años
2 comentarios

Hace unos días te hablábamos de unos niños superdotados que andaban en Dinamarca poniendo a prueba sus conocimientos, y hoy les traigo otra noticia, ahora de Carlos Santamaría Díaz, un chico de 9 años que actualmente cursa un diplomado de bioquímica y energía molecular en la Facultad de Química.

Al igual que muchos niños con un coeficiente intelectual elevado, Carlos ha padecido la incomprensión de los maestros de escuelas públicas y privadas, nacionales y extranjeras (pues estuvo con sus padres un año en España), y esto sucede porque su capacidad cognitiva es tan alta, que las clases ordinarias lo aburrían en demasía, y se quedaba dormido, cosa que a los profesores no les gusta.

Sin embargo y gracias al consejo de una maestra que tuvo en Valencia, Carlos y sus padres reconocieron que el niño necesitaba retos intelectuales más altos, y que sería mejor enfocar sus habilidades y sus destrezas a adquirir conocimiento en un área que al menos por ahora le llama mucho la atención y es la Química.

Él participa igual que otro alumno de posgrado en el diplomado en bioquímica, que pretende formar a profesionistas que puedan trabajar para la industria farmacéutica desarrollando nuevos medicamentos. A la par, estudia el cuarto año de primaria en línea, para no aburrirse, y seguir concentrándose en lo que ahora mismo le gusta.

Es posible que en algunos años, su tema de interés se modifique, pero por ahora, mientras tenga la posibilidad de seguir haciendo cursos de química, él está encantado desarrollando sus capacidades. Me parece muy justo dejar en claro que no por estudiar con personas que le duplican o le triplican la edad, Carlos deja de ser un niño de 9 años, ya que le encantan los videjouegos, andar en bicicleta y comerse uno que otro chocolate, es decir, el tener una capacidad intelectual mayor, no le ha hecho despegar los pies del suelo.

Tal vez no sepa explicar por qué le gusta la bioquímica, pero antes le apasionaba la astronomía, aprendió a leer poco después de los 3 años, y siempre ha buscado saciar su sed de conocimiento, al inicio fueron los libros, ahora internet es su mayor aliado, y gracias a las facilidades que le ha otorgado la UNAM, ahora puede sonreír y seguir disfrutando de la fiesta de la química.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios