Compartir
Publicidad

De México a Japón y de ahí a la luna, niñas mexicanas haciendo Moonbots

De México a Japón y de ahí a la luna, niñas mexicanas haciendo Moonbots
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las niñas y los niños por igual son creativos, tienen esas ganas de comerse el mundo a puños, y afortunadamente hay iniciativas que les permiten poner en práctica ese ímpetu que tienen. Tal es el caso de Jana, Jade y Ámbar, tres pequeñas que han superado la primera etapa del concurso Moonbots 2015, que es parte del concurso Google Lunar XPRIZE.

Para lograr esto, ellas compitieron con 224 grupos (solo seis de nuestro país), su equipo se llama Estrelliks, y en el video donde hablan de su proyecto realmente contagian mucho entusiasmo, y además se nota que hicieron investigación, pues nos hablan de cómo la luna era importante para los mayas y los aztecas. Uno de los culpables del entusiasmo de estas ganadoras es Adolfo Ferrer Jaime, él es director general del club de robótica y programación para jóvenes y niños emprendedores Liks.

Las niñas de Estrelliks están ya en la segunda etapa del concurso y si resultan ganadoras podrán viajar a Japón para conocer a los ganadores del premio Google Lunar XPRIZE y a los robots que en 2016 viajarán a la Luna.

Para llegar a la luna...

La primera fase del concurso consistió en que cada equipo grabara un video donde explicaran por qué piensan que la Luna es un gran lugar, o qué importancia ha tenido en su vida o en su cultura, estos videos fueron revisados por jueces de competencias de robótica y patrocinadores, de esa primera fase hubo 30 ganadores, y de esos un equipo llamado Estrelliks es quien representa a México.

En la segunda etapa viene lo más interesante, diseñar y construir un robot que pueda simular una misión espacial, al respecto Ferrer Jaime comentó a Conacyt:

Las niñas tendrán que diseñar un robot, incluido un paisaje lunar en una superficie de 180 por 180 centímetros; asimismo, tendrán que incluir cinco diferentes misiones espaciales que su robot sea capaz de cumplir

Todas las misiones tendrán que quedar registradas en video y entre el 1 y el 13 de septiembre, los trabajos serán compartidos mediante videoconferencia con los jueces de la competencia, a partir de ahí, ellos serán los encargados de seleccionar tres equipos y enviarlos a Japón para conocer a los robots que efectivamente irán a la Luna.

Dentro de las competencias que se desarrollan en este tipo de concursos, evidentemente se encuentran las mecánicas, matemáticas, de programación y robótica, pero lo más importante es el trabajo colaborativo, el liderazgo y la capacidad para emprender.

Los niños y las niñas son creativos, tienen ganas de comerse el mundo a puños, y las niñas de Estrelliks, no solo se conforman con el mundo, sino que además desean ir a la Luna, ojalá que su talento sea suficiente para llegar a Japón, y de ahí, ¿por qué no?, fijar en la Luna su siguiente meta.

Imagen | Conacyt
Más información | Moonbots

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio