Compartir
Publicidad

Él es mexicano y participó en el descubrimiento de las ondas gravitacionales

Él es mexicano y participó en el descubrimiento de las ondas gravitacionales
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El descubrimiento de las ondas gravitacionales hace unos días, desató revuelo en las redes sociales, recuerdo especialmente un tuit que mencionaba que era la nariz de un perro y no tanto las ondas gravitacionales de las que todo mundo hablaba, pues vendrían a confirmar una de la teoría de la relatividad, en la que Einsten afirmaba que la fuerza de gravedad era el resultado de la curvatura del espacio-tiempo. En este descubrimiento cual ajonjolí de todos los moles había un mexicano, su nombre: Guillermo Adrián Valdés Sánchez.

Él y un grupo de científicos comenzaron sus labores un 14 de septiembre en el Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser (LIGO), cuando de pronto les pareció observar por primera vez lo que se suponía era una onda gravitacional.

Mx

El observatorio LIGO consta de dos detectores, uno en Louisiana y otro en Washington, están separados por unos 3mil kilómetros, así que al comprobarse que ambos detectores habían observado lo mismo al mismo tiempo, era de esperarse que podían estar ante algo muy grande.

Pero gracias a la prudencia con la que trabaja el rigor científico, todos se aguantaron las ganas de hablar de su descubrimiento hasta la junta de medio día, donde lo primero era revisar que los detectores no estuvieran alterados con una inyección o manipulación forzada para monitorear la calibración del detector.

Una vez descartada la inyección, comenzaron días de arduo atrabajo para saber si realmente lo que habían observado era una onda gravitacional de la cual Einstein hablaba hace 100 años. Así el 11 de febrero de 2016, se dio el anuncio oficial por parte de David Reitze, director ejecutivo de LIGO:

Ladies and gentlemen, we have detected gravitational-waves, we did it.

¿Y qué es una onda gravitacional?

La fusión de dos agujeros negros fue lo que según las investigaciones dio lugar a las ondas gravitacionales. La forma de onda detectada coincidía con las predichas por la teoría de la relatividad general, eso comprobaba que efectivamente existían, y daba pie a corroborar que no hay imposibles para el ser humano, pues aún las metas que parecen inalcanzables, con trabajo, dedicación y esfuerzo, pueden cumplirse.

Guillermo Adrián Valdés Sánchez

Con una ingeniería en electrónica y comunicaciones por el ITESM campus Ciudad de México y una Maestría en Física por la Universidad de Texas en Brownsville, comenzó a trabajar con las ondas gravitacionales después de que el doctor Mario Díaz le entregara un libro titulado Interferometric Gravitational Wave Detectors y escrito por Peter Saulson y descubriera que la física podía abrirle fronteras insospechadas hasta ese momento.

Pero sus estudios no llegaron solamente hasta la maestría ya que continúa estudiando ahora un doctorado en física en la Universidad de Texas en San Antonio, su trabajo y dedicación le han valido en dos ocasiones el reconocimiento de LIGO Scientific Collaboration.

Con solo 35 años de edad Guillermo nos demuestra que la dedicación es la clave para lograr cosas grandes y que ninguna meta es imposible cuando algo nos apasiona.

Imágenes | Conacyt | Simulating Extreme Spacetimes
En Xataka México | Confirmado LIGO ha detectado ondas gravitacionales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio