Publicidad

La estafa de los cañones antigranizo vuelve: campesinos de Tlaxcala y Puebla acusan que Audi y Volkswagen controlan las lluvias

La estafa de los cañones antigranizo vuelve: campesinos de Tlaxcala y Puebla  acusan que Audi y Volkswagen controlan las lluvias
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

El mecanismo básico no es muy distinto a como se piensa que tronar fuegos artificiales ahuyentan las tormentas, pero aún así, los cañones antigranizo han sido populares antes en México. Tanto así que en Puebla hace un par de años Volskwagen importó cañones para proteger a sus coches nuevos, estacionados a la intemperie, de forma que la lluvia y el granizo no arruinara sus acabados.

La creencia de la efectividad de los cañones antigranizo hizo que campesinos pidieran una indemnización por 73 millones de pesos, por presuntas afectaciones a sus cultivos. El dinero se pagaría y lo cubriría el gobierno de Puebla, a pesar de que la evidencia científica es clara: los cañones antigranizo por más fuerte que suenen, no impiden la creación de tormentas.

Jumpstory Download20200624 164658

Poco importó en aquel entonces, poco importa ahora: campesinos de Puebla y Tlaxcala, integrantes del Movimiento Social por la Tierra, están quejándose ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, pues dicen que los cañones se siguen usando en Puebla y Tlaxcala por parte de Audi y Volkswagen, a pesar de que la primera ya ha negado que los usa, y la segunda dijo que dejaría de utilizarlos en 2018.

Los cañones antigranizo dirigen una onda de sonido de más de 120 dB producto de una explosión de acetileno. Para dirigir la onda es que se utiliza el tubo cónico vertical

La denuncia de los cañones se ha hecho antes. En 2018 el Comisariado Ejidal Alfredo Montiel Bretón, responsable del Ejido de San Luis Huamantla, Tlaxcala, exigió que el "daño" causado a campesinos por los cañones antigranizo, se reparara. Se dijo en aquel entonces que los afectados serían 1,664 ejidatarios.

Ya en 2019, el municipio de Sayula, en Jalisco, prohibió por completo los cañones antigranizo, luego de la presión de pobladores. Incluso se mandó un oficio al congreso estatal para que se legislara para prohibir las ondas sónicas disparadas al cielo.

Jumpstory Download20200624 164706

El olvido de la ciencia

En todo el proceso, la perspectiva científica ha sido ignorada: la eficacia de los cañones antigranizo no tiene el aval de la comunidad científica, y tampoco son nuevos. Los primeros cañones granífugos se pusieron de moda a principios del siglo XX, cuando se desarrollaron cohetes con TNT que se popularizaron en China y Kenia. La onda sónica de la explosión se dirigía al cielo con granes conos, artefactos que eran el centro de atención de los congresos internacionales de cañones granífugos.

Cañones granífugos Tercer congreso internacional de cañones granífugos, celebrado en Francia, en 1901.

Experimentos en los años sesenta demostraron que el explosivo no puede afectar el granizo que se acumula en las nubes, ni tampoco perturbar el ciclo de agua. Ahí fue cuando se hizo una prueba con ocho kilos de explosivos.

"¿Cómo puede decir alguien que se dedica a la agronomía que es posible un fenómeno meteorólogo que ni los meteorólogos te dicen que puede ocurrir? Ahí está el estudio de Wieringa y Holleman, el estudio más amplio que se ha hecho, que explica que no existe la posibilidad de que el fenómeno funcione, estos son expertos en su campo (...) es una irresponsabilidad, quien sea que lo haya hecho me parece que es una grandísima irresponsabilidad"

Mauricio Schwarz, divulgador de ciencia

La propia Sagarpa en conjunto con el Inifap, desestimaron ya la eficacia de los cañones antigranizo. En 2018 hicieron un informe, luego de que Secretaría de Gobernación de los solicitara. La idea era conocer los efectos metereológicos de los dispositivos, por si había necesidad de emitir una prohibición en todo el país.

Rain Drops 459451

El reporte de Sagarpa e Inifap es un análisis de la relación de los cañones con las lluvias en San Luis Potosí, Jalisco y Michoacán, para lo que se echó mano de las más de 1,100 estaciones que monitorean variables climáticas. La conclusión es tajante: "no existe una diferencia estadística entre la precipitación total ocurrida para cada una de las estaciones del año en el área de influencia de los cañones antigranizo, con la ocurrida para el mismo periodo en aquellas áreas donde no tuvieron influencia los cañones antigranizo".

La conclusión es exactamente la misma que la de la Organización Metereológica Mundial, que en 2001 dijo: “En estos últimos años, han resurgido las actividades antigranizo con el uso de cañones para producir fuertes ruidos. Tampoco hay un fundamento científico ni hipótesis creíble que sustente tales actividades".

La realidad detrás de la tendencia a la baja en lluvias, dice Pedro Reyhadas de El Colegio de San Luis, es algo más compleja, pero no desconocida. Se llama cambio climático.

Imagen | SPAG

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios