EUA inventó un arma no letal nunca antes vista: un repetidor de voz para que quien hable se escuche a sí mismo y quede confundido

EUA inventó un arma no letal nunca antes vista: un repetidor de voz para que quien hable se escuche a sí mismo y quede confundido
2 comentarios

En un ejercicio tecnológico nunca antes visto, la fuerza naval de Estados Unidos inventó un sistema de retroalimentación para confundir a enemigos utilizando su propia voz. Su nombre en inglés es handheld acoustic hailing and diruption, referido por sus siglas como AHAD. La patente proviene de 2019 según New Scientist pero acaba de ser descubierta.

La patente explica el funcionamiento del dispositivo:

"De acuerdo con una realización ilustrativa de la presente divulgación, el habla de un objetivo se dirige a ellos dos veces, una vez inmediatamente y una vez después de un breve retraso. Este retraso crea retroalimentación auditiva retrasada (DAF), que altera la percepción normal del altavoz de su propia voz. En el habla normal, un orador escucha sus propias palabras con un ligero retraso, y el cuerpo está acostumbrado a esta retroalimentación. Al introducir otra fuente de retroalimentación de audio con un retraso suficientemente largo, se interrumpe la concentración del altavoz y se vuelve difícil continuar hablando".

Eua Invento Un Arma No Letal Nunca Antes Vista Un Repetidor De Voz Para Que Quien Hable Se Escuche A Si Mismo Y Quede Confundido

Más de una utilidad

Como la descripción lo dice, el aparato sirve para que la persona o el grupo de personas contra quienes se esté usando escuchen su propia voz dos veces más, una inmediatamente después y otra después de un retraso más largo aunque no es especificado de cuánto. El argumento es que de esta manera es imposible seguir concentrado para continuar hablando. Es esencialmente un arma no letal en contra del habla.

Desde luego que AHAD se compone de una serie de micrófonos tremendamente unidireccionales así como también de altavoces. La propia patente refiere a que si en una multitud hay un solo orador, AHAD puede retomar su voz y usar los altavoces para todos los oyentes.

Otra utilidad interesante es que AHAD puede utilizarse sobre paredes o esquinas y proyectar sonido hacia ellas. El resultado sería que pareciera que el sonido se origina ahí, donde no hay fuente aparente de él. AHAD haría que aparentemente cualquier sonido provenga de cualquier lugar.

Temas
Inicio