Publicidad

Investigadores de la UNAM desarrollan biosensor que mide glucosa e insulina

Investigadores de la UNAM desarrollan biosensor que mide glucosa e insulina
Sin comentarios

Como bien sabemos, el nuestro es un país donde la obesidad y el sobrepeso están presentes en una gran parte de la población, razón por la cual, la incidencia de diabetes mellitus tipo 2, es cada vez más alta. A lo largo de los años se han desarrollado diferentes dispositivos para monitorear los niveles de glucosa en sangre, pero ahora, investigadores de la UNAM, han desarrollado un biosensor capaz de identificar no solo los niveles de glucosa, sino también los de insulina en una misma reacción química.

Con la información obtenida, este nuevo dispositivo permitirá guardarla en una base de datos, después de convertirla en señales eléctricas, que podrán ser enviadas al médico a través de una computadora, o de un celular. Con este desarrollo se evitará que las personas tengan que ir al médico o a un laboratorio para monitorear sus niveles de insulina y glucosa, recordemos que la mayoría de los medidores comerciales, se centran exclusivamente en los niveles de glucosa.

Doctores

Catalina Stern y Matthieu Heutefeuille junto con sus alumnos de doctorado, participaron en una competencia organizada por Google llamada: Premios de Investigación de Google para América Latina, y lograron que su proyecto estuviera entre los 12 galardonados. Lo que Google intenta con este premio es identificar y dar apoyo a profesores de tiempo completo y clase mundial que trabajan haciendo lo que más les gusta.

La UNAM demuestra al ser de los ganadores de este concurso que estamos al nivel de las mejores universidades de América Latina, de los 12 proyectos ganadores, 8 son de Brasil, 2 de nuestra mexicanísima UNAM, uno de Colombia y otro más de Chile, lo que evaluaron fue su impacto, originalidad y calidad.

Si bien es cierto que el avance del proyecto sigue, la verdad es que aún no está listo para salir al mercado, ya que por lo pronto habrá que finalizar el prototipo lo cual será probablemente a finales del próximo año, y se requerirá de un semestre más para diseñar y probar su empaque.

Pero en vista del éxito que puede cosechar, los investigadores se encuentran buscando activamente una patente para proteger lo que han hecho hasta ahora, y después, como buenos científicos, hacer una transferencia de tecnología a la industria para que este desarrollo pueda beneficiar a más pacientes.

Lo más importante es que la comunidad de investigadores de una de las mejores universidades del país se está preocupando por atacar una de las afecciones más comunes entre la población, y mientras más científicos se dediquen a buscar solución a los problemas que nos aquejan, mejor futuro tendrá nuestro país.

Imagen | Milenio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios