Compartir
Publicidad

Como Indonesia, México tiene su propio sistema de alertas de tsunamis y así funciona

Como Indonesia, México tiene su propio sistema de alertas de tsunamis y así funciona
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

8:30 de la mañana del sábado en México, y del otro lado del mundo un tsunami arrasaba el estrecho de Sunda en Indonesia aquel que conecta el mar de Java con el Océano Índico. El problema es que al no haberse iniciado a partir de un sismo, el sistema de alertas no funcionó, y con ello, las grandes olas llegaron sin que nadie se les hubiera anticipado.

El saldo, con corte a 11 de la mañana del domingo en México, era de 222 muertes y 834 heridos.

La erupción del volcán Krakatoa está, hasta ahora, vinculado como la principal causa del tsunami. El volcan lleva siendo activo varios meses, pero ahora, en vez de ocasionar un sismo que a su vez desembocará en el tsunami, la hipótesis más apoyada es que tuvo un deslizamiento de tierra dentro del agua, lo que produjo el aumento en el nivel del mar.

800px Krakatoa Eruption 2008

Sucede que los costados de los volcanes suelen ser inestables, de acuerdo al profesor Dan Parsons, consultado por la BBC. El magma mismo puede crear un empuje bajo tierra, lo que puede generar movimientos en rocas frías y hasta ocasionar derrumbes.

Por si fuera poco, Sutopo Purgwo, jefe de la Agencia para el Control de Desastres de Indonesia, ha indicado que las olas recibieron un empuje por parte de la luna llena, haciendo que el movimiento del agua fuera más impetuoso.

Un sistema de alertas con mejoras por tener

Con sensores sísmicos, boyas, medidores de mareas y sirenas, el sistema de alertas de tsunamis de Indonesia pretende alertar sobre cualquier posibilidad de olas que pongan en peligro la integridad de los habitantes, pero esta no es la primera que fallan.

Un terremoto y posterior tsunami en septiembre pasado dejo casi 400 muertes.

En aquel país en donde las alertas de tsunamis utilizan tecnología 'Cell Broadcast', los mensajes no llegaron porque antenas habían sido derribadas por el sismo.

De cualquier manera, la alerta fue retirada luego de 28 minutos de ser activada, por falta de información fiable. Poco después tres olas golpearon tierra.

Tiempo antes, boyas con sensores de alerta de movimientos sísmicos se colocaron en los litorales. Un terremoto en la isla de Sumatra en 2016 develó que ninguna de ellas estaba en funcionamiento, ya fuera por vandalismo o falta de mantenimiento, de acuerdo a CNN Indonesia.

De cualquier manera, el sistema está hecho para detectar movimientos sísmicos, y aún con toda la infraestructura en función, no habrían sido capaces de detectar un deslizamiento submarino del volcán, mucho menos de alertarlo a tiempo.

Los indonesios no tuvieron previo aviso.

Tsunamis en México

Aaa

En México funciona de manera similar. El Centro de Alertas de Tsunamis depende de la Secretaría de Marina y sus fuentes son el Servicio Sismológico Nacional, el Centro Nacional de Información de Sismos de Estados Unidos y el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico.

Si cualquiera de los primeros dos detecta un sismo igual o mayor a cinco grados, el CAT recibe una alerta, de manera que debe emitir un boletín sobre su monitoreo del nivel del mar. El CAT a su vez previene al Centro de Mando y Control de la Secretaría de Marina, para que las fuerzas y sectores navales en el área con posibles afectaciones estén bajo alerta.

60 tsunamis se han registrado en la costa occidental de México en los últimos 250 años Ya sea que se cancele o confirme una alerta de tsunami, el CAT debe notificar al CENAPRED, al CENACOM y a la Secretaría de Gobernación.

Por cada sismo detectado importante emite un boletín para descartar o alertar sobre la posibilidad de un tsunami. Tan solo en octubre de 2018 emitió cuatro de estos boletines.

El sismo del 7 de septiembre de 2017 sí provocó una alerta de tsunami, emitida a las 11:58 PM. La primera alerta preveía olas de hasta 4.8 metros sobre el nivel del mar y emitía recomendaciones para la población. La misma alerta detallaba alturas esperadas de las olas para todos los municipios con costa en el litoral del occidente.

Parte del trabajo del CAT es dar seguimiento a la alerta, e informar sobre los niveles de altura de las olas registrados en las horas posteriores.

Los tsunamis en México se dividen en tres categorías: locales (estragos hasta 100 kilómetros en la periferia del epicentro) regionales (estragos a 1,000 km en un lapso de dos a tres horas) y lejanos (que se originan en el océano pacífico y tardan de 8 a 12 horas en llegar a costas).

Al final, aunque en México no se utiliza tecnología Cell Broadcast el sistema no es tan distinto del que se tiene en Indonesia, con la diferencia sustancial de que en México no se tiene próximo un volcán oceánico con actividad constante.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio