Separar galletas Oreo de forma perfecta es arte: estos ingenieros del MIT crearon una máquina para ello y así entender mejor los fluidos

Separar galletas Oreo de forma perfecta es arte: estos ingenieros del MIT crearon una máquina para ello y así entender mejor los fluidos
Sin comentarios

Ingenieros mecánicos del MIT desarrollaron un "Oreómetro", un aparato capaz de separar las dos mitades de una galleta Oreo sin romperlas, permitiendo que tanto las obleas como el relleno queden intactos.

El experimento busca estudiar la forma en que fluye la materia, además de la experiencia que genera el consumo placentero de los alimentos, y su relación con el hábito de torcer una galleta para revelar su interior.

Así funciona el Oreómetro

De acuerdo con su artículo, publicado en Physics of Fluids, estas galletas presentan un modelo práctico de reometría de placas paralelas, donde una muestra fluida (en este caso el relleno) se ubica entre dos placas paralelas (las obleas). Cuando estas se giran en sentido contrario, la crema se deforma, fluye y se fractura, llevando a una separación entre las dos partes.

Analizando científicamente una Oreo

Con este tema en mente, se decidió trabajar en lo que denominaron "Oreología", es decir, el estudio del flujo y la fractura de este tipo de galletas, para lo que diseñaron un reómetro (oreómetro en este caso) con el que pudieron analizar la forma en que el relleno se comportaba, pues al ser un "sólido blando o blandoso", tiene la capacidad de cambiar de forma una vez que se le aplica tensión.

El aparato funciona torciendo las galletas una vez que se acomodan entre dos abrazaderas, que cuentan en sus extremos con unas bandejas para monedas. Una vez que se agrega el suficiente peso, en este caso usando centavos, una de las abrazaderas gira y separa la galleta.

Figura Maquina Oreo
En este dispositivo, (1) la galleta se monta primero en una mitad y luego (2) en la segunda mitad de las abrazaderas accionadas por bandas elásticas, que (3) se colocan en el soporte vertical. (4) y se agregan “castillos de centavos” en las alas, donde las monedas caen a un lado para aplicar un par controlado hasta que (5) la crema cede

En sus descubrimientos, los investigadores descubrieron que a menudo el relleno permanecía en uno de los lados (oblea 1) en lugar de en la número 2, que creen tiene que ver con la forma en que las Oreos se fabrican.

También probaron otras presentaciones de las galletas, con variedades que tenían una mayor cantidad de relleno, sin encontrar una correlación aparente entre el interior y la limpieza con que se dio la separación de ambas obleas.

Además descubrieron que la opción de girar ambas obleas fue el método más eficiente para obtener la ruptura, ya que si por ejemplo, se intenta pelar, de la misma forma que con una calcomanía, es posible que se den fallas en la crema.

El diseño del oreómetro se encuentra disponible en código abierto, por lo que cualquiera puede construir su propia versión y recopilar datos, (o simplemente por entretenimiento) para ver por si mismo este sistema para separar galletas sin romperlas en el intento.

Temas
Inicio