Publicidad

Cuidado con lo que haces en el mundo real, tarde o temprano Internet lo sabrá

Cuidado con lo que haces en el mundo real, tarde o temprano Internet lo sabrá
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Como si viviéramos en un mundo pensado por Orwell, Internet ha venido a crear una sociedad hipercomunicada que nos mantiene con el riesgo latente de que nuestra privacidad sea exhibida y satirizada tras cometer el más pequeño error.

Porque con la llegada de los dispositivos inteligentes y la posibilidad de capturar en imagen, audio o video cualquier acontecimiento de nuestras vidas se ha traído también como consecuencia que nuestra privacidad se encuentre en riesgo de manera constante.

Hasta hace un par de años la idea de compartir información privada a través de Internet era un acto que muy pocos se atrevían a realizar, pero con la masificación de las redes sociales y la llegada de la movilidad este hecho paso a segundo plano dando oportunidad de descubrir (e incluso destruir) la vida privada de cualquier persona con unos cuantos clic’s.

Se nos ha olvidado que lo que se sube a Internet ahí se queda

El bullying y sexting el problema más grave de Internet

Facebook Cyberbullying

El bullying no es algo nuevo, solo que hace unos años los pleitos escolares se quedaban o resolvían ahí, sin embargo, ahora toda esta información se distribuye sin control por la red y la malicia o desinformación de los jóvenes hace que se masifique sin control.

Provocando incluso que nuestras locuras y errores de adolescentes nos afecten en nuestra vida adulta. Aunque existen diversas iniciativas que buscan controlar este problema, las nuevas generaciones están tan adecuadas a Internet que han olvidado la delicada línea que existe entre compartir hechos interesantes en Internet y compartir nuestra vida privada, provocando que un ingenuo video o fotografía enviada hoy se convierta en una marca imborrable el día de mañana.

Casos como estos hemos visto de varios personajes públicos, quienes ya sea por un error o por el robo de su información se han visto en problemas tras la difusión de videos o fotografías que deberían ser completamente privados.

La oleada de Lady’s y Lord's

Grabar Vida Internet

Por otro lado, Internet también nos ha permitido exhibir a todas aquellas personas que pueden resultar toxicas para la sociedad, surgiendo los casos de personajes que los mismos usuarios han bautizado como Lady y Lord.

Seres que por su actitud, muchas veces prepotente, se convierten en blanco de burlas de la sociedad. ¿Casos que nombrar? Podemos hacer una lista infinita. Pero lo que es importante decir es que Internet ha venido a darle poder a las personas para hacer que nuestra sociedad forme un frente para combatir a los abusadores y en ocasiones este poder ha sido usado para otros fines.

Gobiernos locales han creado figuras que documentan operativos y personajes que violan alguna reglamentación

Un ejemplo claro de esto es la recién creada figura de City Manager en la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México; donde Arne aus den Ruthen Haag, documenta los operativos que la demarcación realiza a través de la red social Periscope, exhibiendo en algunas ocasiones a personas que incumplieron con la reglamentación.

Por otro lado podemos ver organizaciones civiles, como los autodenominados Súper Cívicos, quienes en su afán de promover el respeto a las leyes en el país han realizado actos que terminan divulgando la información privada de las personas que por error o de manera premeditada incumplieron alguna norma.

Lo que hace preguntarme si utilizar las herramientas tecnológicas esta provocando que nuestra misma sociedad se auto exhiba violando de manera constante nuestro derecho a la privacidad y a la protección de datos personales, porque al final nuestros rasgos físicos forman parte de ellos.

En ningún momento quiero defender a las personas que han sido etiquetadas por cometer una falta, sin embargo, me gustaría cuestionar si esta acción puede ser valida o no, y si es correcto difundir los actos que cometen hombres y mujeres en estado de ebriedad. Y si es que estos actos siguen difundiéndose por morbo o realmente por el afán de crear una mejor sociedad.

Ya sea por morbo o para denunciar alguna falta es importante reflexionar cuales serán las consecuencias de compartir un video.

Incluso podría darse el caso de que el personaje que cometió la falta decide corregir el camino. Aunque no conozco si alguno de estos tras la difusión y viralización de su información perdió su empleo, su familia o le generó algún tipo de problema, pero si hay que cuestionarnos ¿Qué podría pasar si hubiese sido yo el qué protagonizaba el video?

Lo que me hace pensar nuevamente en la novela de 1984 de George Orwell, donde la tolerancia cero y la constante supervisión de actividades hacía que la población viviera con miedo. Porqué creo ahora muchos de nosotros vivimos con miedo a cometer un error y que uno de los ojos críticos de Internet lo capture en video...

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir