Científicos descubren una nueva parte del cuerpo en los pulmones: células capaces de reparar el daño del tabaquismo y contaminación

Científicos descubren una nueva parte del cuerpo en los pulmones: células capaces de reparar el daño del tabaquismo y contaminación
Sin comentarios

Una célula nunca antes vista fue descubierta por un grupo de investigadores, escondida dentro de los conductos ramificados de los pulmones humanos.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Nature, estas células juegan un papel "fundamental" para mantener en funcionamiento el sistema respiratorio y pueden servir para inspirar nuevos tratamientos, ayudando a revertir los efectos de algunas enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

Estas células conocidas como "RAS" son secretoras de las vías respiratorias, están presentes en los bronquiolos y pueden reparar las células de los alvéolos (los "sacos de aire" que intercambian el oxígeno y dióxido de carbono con el torrente sanguíneo) y transformarlas en unas nuevas, ya que actúan de forma similar a las células madre.

Así se encontraron las nuevas células

El descubrimiento de las células RAS se dio luego de que los investigadores se decidieran solventar las limitaciones de usar los pulmones de ratones como modelos del sistema respiratorio humano, ya que al existir diferencias, se deben llenar algunos vacíos de conocimiento.

Celula Ras Pulmones
Así es como una célula RAS (izquierda) se transforma lentamente en una célula AV2 (derecha) | Imagen: Penn Medicine News

Con la intención de comprender en qué difieren ambos sistemas a nivel celular, se tomaron muestras de tejido pulmonar de donantes humanos sanos y analizaron los genes dentro de las células individuales, revelando las células RAS desconocidas hasta ese momento.

Se sabe desde hace algún tiempo que las vías respiratorias del pulmón humano son diferentes a las del ratón [...] pero las tecnologías emergentes solo recientemente nos han permitido tomar muestras e identificar tipos de células únicas
Edward Morrisey, profesor de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania

Las células RAS también se han encontrado en hurones, pues cuentan con un sistema respiratorio más parecido al de los humanos que el de los ratones, y los investigadores consideran que es probable la mayoría de los mamíferos o de mayor tamaño las tengan.

Huron

Estas células cumplen con dos funciones principales: por un lado secretar moléculas para mantener el revestimiento de líquido en los bronquiolos y ayudar a evitar el colapso de las diminutas vías respiratorias, maximizando la eficiencia de los pulmones. Por otro lado, servir como "células progenitoras" de las células alveolares tipo 2 (AV2), una que se caracteriza por secretar una sustancia química usada para reparar otros alvéolos dañados.

Las ventajas potenciales para tratamientos respiratorios

Según los investigadores, las células RAS pueden usarse para combatir enfermedades relacionadas con el tabaquismo, como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), causada por la inflamación de las vías respiratorias dentro de los pulmones, que puede tener su origen en fumar o en la contaminación del aire.

En este caso, la inflamación impide que los pulmones absorban la cantidad necesaria de oxígeno, dando síntomas parecidos al asma. Sin embargo la EPOC también puede provocar enfisemas, donde los alvéolos se destruyen permanentemente.

Imagen: UNAM

De acuerdo al estudio, usar células RAS permitiría ya sea prevenir o al menos aliviar los efectos de la EPOC al tener la capacidad de reparar los alvéolos dañados, en lugar de que los pacientes tengan que recurrir a soluciones temporales como medicamentos, que sí alivian los síntomas, pero no pueden revertir el daño.

Incluso Morrisey señala que si se puede aprovechar correctamente las propiedades regenerativas de las células, se estaría en camino a descubrir una cura potencial para la EPOC. Mientras tanto, esta nueva información puede servir apara desarrollar nuevos enfoques terapéuticos que se conviertan en mejores tratamientos para padecimientos respiratorios.

Imagen: YaleNews

Temas
Inicio