Compartir
Publicidad

Así de impresionante es la iglesia del siglo XVI que emergió de las aguas en Chiapas

Así de impresionante es la iglesia del siglo XVI que emergió de las aguas en Chiapas
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En México hay cierta costumbre de inundar algunos predios convirtiéndolos en presas, aunque desconozco las razones. Durante mi infancia, íbamos a la presa Vicente Guerrero en Tamaulipas, que se había hecho inundando el pueblo de Padilla, donde fuera fusilado en 1824 Agustín de Iturbide, pasear por esa presa, pescar en sus aguas y navegar cerca de las ruinas de esa población era algo que disfruté mucho.

Ahora me entero que debido a la sequía que ha afectado al río Grijalva en Chiapas, la presa Nezahualcóyotl ha perdido 25 metros de nivel de agua, dejando al descubierto el templo del Señor de Santiago, dando origen a imágenes que no se veían desde hace 13 años (en 2002), cuando asolada por una sequía aún más severa, el nivel del agua bajó tanto, que era posible incluso, pasearse por dentro de dicha construcción del siglo XVI.

Los pescadores han aprovechado esta oportunidad para añadirle un atractivo turístico a los paseos que realiza la gente en este embalse, donde además de ofrecerles unos pescaditos recién sacados del agua, pueden darles un tour para admirar la arquitectura de este templo que parece a ratos, como una ruina recuperada de la Atlántida.

La historia de este templo data de hace más de 400 años cuando fuera construida por unos monjes dominicos comandados por Fray Bartolomé de las Casas, uno de los principales evangelizadores de los tiempos de la colonia. Sin embargo, el templo fue abandonado a mediados del siglo XVIII cuando varias plagas azotaron la región, quedando así en el olvido.

En el año de 1966 se decidió utilizar el terreno donde se encontraba el templo, y las tierras de cultivo a su alrededor, en una superficie de 110 km cuadrados para crear el embalse de la presa Nezahualcóyotl, cuya central hidroeléctrica es una de las más importantes del país.

Ciertamente la sequía no puede verse como algo bueno, pero en este caso, ha añadido un atractivo turístico a la presa de Malpaso, trayendo así un extra a la derrama económica de los pescadores, que si bien ven mermada su captura, pueden utilizar sus lanchas para pasear a la gente entre los vestigios de este antiguo templo.

Ap 01
Ap 02
Ap 03
Quechula 3

Imágenes | AP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio