Publicidad

Así descubrieron una caravana de Hernán Cortés fue sacrificada en Zultepec

Así descubrieron una caravana de Hernán Cortés fue sacrificada en Zultepec
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Zultepec Tecoaque era en 1520 un pueblo de campesinos que se dedicaban a cosechar sus hortalizas y llevarlas a Tenochtitlán para su intercambio, pero en un episodio poco conocido hasta ahora, se convirtió en un centro ceremonial donde se dio sacrificio a una caravana de 550 personas entre españoles, cubanos, indígenas, mujeres y niños que por azares del destino tuvieron que cruzar por ese sitio.

El recuento de la historia no había permitido que nos enteráramos de este capítulo pues como bien sabemos "la historia la escriben los que ganan" y como a los españoles no las gustaban las derrotas, ese hecho ni siquiera se mencionó en la correspondencia que enviaban hacia la Península Ibérica.

Zultepec

La caravana de Cortés provenía de la Villa Rica de la Vera Cruz (mejor conocido como Veracruz en nuestros días) y se dirigían hacia Tenochtitlán, cuando fueron emboscados por Texcocanos o Acolhuas, dándole un revés a la avanzada de los españoles. Sabemos que en la caravana había conquistadores, soldados de infantería cubanos, mujeres, niños y de otras etnias indígenas por la información que arrojan los cráneos encontrados en ese sitio donde se erigió un tzompantli para sacrificar a estos invasores.

El nombre del sitio arqueológico Zultepec Tecoaque indica que después del sacrificio se alimentaron con los cuerpos de los españoles, pero antes de sacrificarlos los tuvieron en encerrados durante seis meses, encerrados en unas celdas que no contenían puertas, y se cree que les arrojaban la comida por pequeñas ventanas, el orden del sacrificio lo elegían los sacerdotes - venidos de Tenochtitlán - con base en su raza, género y edad. La idea de comer los cuerpos de los sacrificados no era el canibalismo cruel, sino solicitar a sus dioses la protección de la gente extraña que empezaba a verse en el sitio.

Cortez Fights The Aztecs 011

Curiosamente, mientras los españoles venían a buscar dinero fácil, los indígenas que los sacrificaron dieron muy poco valor a sus pertenencias: joyas, espuelas, estribos y hasta un plato de mayólica, muy valioso en aquellos tiempos fueron tiradas a un pozo poco profundo, donde se encontraron en las excavaciones que comenzaran en la década de 1990.

Si quieres conocer un poco más de Zultepec y su historia, te invito a visitarlo, lo encuentras en la Carretera Federal México - Veracruz a 500 metros del pueblo San Felipe Zultepec, Calpulalpan, Tlaxcala así conocerás el sitio donde por un momento, los indígenas fueron superiores a los españoles durante la conquista de México.

Imágenes | Ancient Origins | INAH | The Guardian

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir