Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Hemos perdido la capacidad de asombro?

¿Hemos perdido la capacidad de asombro?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Generalmente en días de descanso trato de salir a un lugar fuera de la ciudad de México, y en mi última experiencia tuve oportunidad de ir al Estado de Morelos, donde descubrí que mi capacidad de asombro poco a poco se ha ido perdiendo.

Todos parece estamos en “modo zombie” donde nuestra atención esta en lo que hace un pequeño aparato de unos cuantos centímetros dejando de lado lo que esta frente a nosotros, e inventamos realidad aumentada para descubrir algo que sigue estando fuera pero que ya no queremos buscar.

En los pequeños poblados donde el supermercado más cercano esta a 1.5 horas encontramos pequeñas tiendas de teléfonos celulares, donde el equipo más “avanzado” es un Motorola Moto G, y para los niños y adultos tener un equipo de estas características es una maravilla.

La tecnología avanza muy rápido y lo nuevo para nosotros ya no significa nada

Tener un equipo de gama alta para la mayoría de la población es un lujo, pero nosotros que los tenemos siempre exigimos más, mejor pantalla, procesador, memoria, etc. Nos hemos vuelto adictos a las novedades y criticamos duramente las decisiones de las empresas por no haber incluido un sensor de huellas dactilares.

Pero, realmente cuando nos hemos puesto a reflexionar el avance que representa el tener un equipo de apenas unos gramos de peso con miles de funciones. Donde para nosotros un celular es solo un accesorio más, pero para las personas de escasos recursos (Es un caso verídico) un equipo de gama media es la única herramienta tecnológica que le ha servido para cursar la preparatoria en línea con promedio nueve.

Porque para nosotros que somos asiduos a la tecnología estamos siendo bombardeados con esta información de forma constante, nuestro cerebro se ha vuelto adicto a lo nuevo, a una mejor pantalla, a más espacio de almacenamiento, a hacer más inteligentes los aparatos.

Un niño quiere descubrir su mundo y celebra todo aprendizaje, los adultos olvidamos este concepto
Distrccion

Tenemos películas en 3D, y ahora que para el siguiente año se espera un auge de la realidad aumentada todos esperamos juegos con esta nueva tecnología, y si no son lo que esperábamos nos enojaremos; pero se nos ha olvidado que en el mundo real existe más y mejor diversión que la que una pequeña pantalla en nuestros ojos nos puede dar.

Esta no es una crítica a nuestro mundo, porque incluso formo parte de él, es una reflexión respecto a cómo vivimos, creo que en lugar de exigir cada día más y más para tener más avances debemos exigirnos a nosotros mismos una nueva experiencia en el mundo real.

¿Por qué no ir al parque a disfrutar de una tarde en familia y sin tecnología? ¿Cuándo fue la última vez que saltaste la cuerda o saliste a correr con tu perro?

Muchos psicólogos y sociólogos estudian el cambio en los comportamientos del humano y nos sugieren incluso desapegarnos por momentos de estos aparatos, pero pareciera que vamos en sentido contrario. Sería divertido disfrutar de una película en el cine sin esas pantallas encendidas o de una cena sin el celular como un utensilio más.

Creo llegó el momento para hacer de la tecnología nuestro aliado, así cuando algo nuevo aparezca en nuestro mundo disfrutemos de la maravillosa forma en como fue construido y nos asombremos de lo que cada año surge en este mundo, y no digamos “es algo más” o “es mejor el otro producto”...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos